Denuncian: por deuda, Aguas de San Pedro cortó el servicio a fundación para niños

152
aguas de san pedro corta servicio a fundación

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Entre las dificultades por la pandemia y haciendo esfuerzos por subsistir, un hogar que hospeda niños se quedó sin acceso al vital líquido, ya que fue cortado temporalmente por parte de Aguas de San Pedro (ASP).

La Fundación Amor y Vida hizo pública la denuncia del caso a través de las redes sociales. Y, aunque aceptan que sostienen una millonaria deuda con la institución en mención, lamentan la ausencia de consideración con una oenegé que apoya a pequeños vulnerables.

Según lo descrito por la organización, la misma ha sobrevivido con las ganancias económicas que les deja un oficio que los niños aprendieron. Empero, dejan entrever que el dinero queda sumamente corto ante la cifra de la cobranza de ASP.

«La deuda, según ASP es de 3 millones. Eso quieren que los niños desembolsen con sus trabajos de carpintería; desde que inició la pandemia no vimos una manera más de aguantar que haciendo lo que dos años atrás habían aprendido los muchachos más grandes», describe el escrito.

La carta del corte por parte de la compañía indica que el valor no cancelado suma L3,721,012.29. Además, señalan que se amparan en el artículo uno del Reglamento de Servicios, donde se describen los causales para cesar la provisión de los servicios.

De igual interés: ¡Irresponsabilidad de ASP! Aguas negras inundan, otra vez, el Proyecto Victoria

Los pequeños, víctimas directas

Amor y Vida reconoce que la Junta Directiva no actuó, durante años, ante la deuda por el servicio público. No obstante, aquejan que las repercusiones afectan directamente a los menores.

«¿Por qué tienen que pagar los niños por los errores de los mayores que prometieron cuidarles? ¡En lugar de eso les dejan esta pequeña herencia, por si la discriminación social, el VIH y la orfandad no fueran suficiente!», clamaron.

En la comunicación también se reprochó la carencia de ayuda gubernamental; pese a ello, los encargados reseñan que Amor y Vida suma 26 años sirviendo a la niñez y juventud, dándoles un título profesional.

A través de trabajos con madera, los niños obtienen dinero que permite que la fundación siga adelante.

«Corrupción» que apaga las sonrisas más genuinas

La Fundación precisó que los menores se levantan a las 6:00 de la mañana para trabajar. En la contraparte, señalaron que hay quienes se han aprovechado de lo que está destinado para quienes son considerados como el futuro del país.

«Ustedes señores les roban a ellos lo que les donan los extranjeros; sin más ni menos se lo roban y lo utilizan en comprar joyas, zapatos de marca y viajes», acusó la oenegé.

«Lo siguen haciendo un montón de miserables que, ante el dolor y la desgracia de estos niños, continúan echándole sal a la herida, comiéndose desmedidamente lo que Dios en su misericordia manda para ellos», atizó.

¿Insensibilidad?

Por el mismo lado, Amor y Vida mencionó directamente a Dina Bulnes, quien funge como relacionista pública de ASP. Denunciaron que, en más de una ocasión, ella ya les había advertido que estarían en problemas por la deuda.

«¿Le aplaudimos a la señora Bulnes por apoyar de esa manera a los suyos? ¿Le mandamos a hacer un altar porque se le cumplió lo que dijo en muchas ocasiones? Que Dios bendiga cada uno de sus días y pueda respirar fácilmente al saber que contribuyó a esta barbarie para 33 niños que no tienen su facilidad para llevarse un vaso de agua a la boca», cuestionaron.

Principio de acuerdo; ¡hay agua!

No obstante, la tarde de este miércoles, hubo una reunión para solventar el asunto. En la misma participó tanto Bulnes como el doctor Maurizio Chiovelli, gerente de ASP y los representantes de Amor y Vida.

En el encuentro se determinó reanudar la provisión normal del servicio de agua al hogar. Mas, se iniciará un proceso legal para resolver la situación de la deuda, ya sea mediante condonación o mediante un acuerdo de pago.

Momento en el que se hacía la regulación al servicio del agua para Amor y Vida.

Asimismo, se llegó al acuerdo de que se hará una revisión de fugas internas en el hogar para descartar un desperdicio de agua y que eso esté propiciando el alto consumo que registra el lugar mes a mes.

No hubo corte, asegura ASP

En la contraparte, según ASP, en ningún momento hubo un corte al suministro de agua. Al menos así lo indicó Dina Bulnes a Diario TIEMPO Digital. Aunque, reconoció que sí tomaron una medida contra el hogar.