HISTORIA HUMANA| Doña Rosa Nieto: casi tres décadas al servicio de la niñez en Honduras 

681
Historia Humana Rosa Nieto
Doña Rosa Nieto es directora de Asociación Compartir, una organización no gubernamental, sin fines de lucro que apoya la niñez capitalina.

El año 1991 marcó el inicio de un proyecto que cambiaría la vida de Rosa María Nieto Mejía, una mujer que se caracteriza por su don de servicio, empatía y amor hacia los niños, cualidades que la llevaron a dirigir Asociación Compartir, una importante organización sin fines de lucro que anualmente ayuda a más de 3 mil menores en riesgo social.

Su carisma la llevó a crear un vínculo inquebrantable con los miles de niños que llegaron y continúan llegando a la asociación. Dicho lugar, para doña Rosa, no solo significa un puesto de trabajo, sino un compromiso ineludible de ayudar a la niñez capitalina que no tiene acceso a educación y otros derechos fundamentales.

Previo a asumir la dirección de la organización, doña Rosa ya se dedicaba a ayudar a los niños y jóvenes que necesitaban una mano solidaria y que, sin pensarlo, la admirable hondureña tendió, pese a las dificultades que eso implicaba.

“Yo trabajaba con el grupo de niños en los campos de recreación de La Isla. Allí les daba clases de reforzamiento de escritura, les leía cuentos y hacíamos deporte. Posteriormente, gestionamos para que los pequeños recibieran alimento”, relató doña Rosa a TIEMPO DIGITAL.

A renglón seguido detalló que sus jornadas laborales se extendían hasta la medianoche, pero su entusiasmo y ganas de seguir eran irrenunciables. “Yo quería conocer cómo los niños sobrevivían en aquel mundo nocturno y peligroso en el centro de la capital”, agregó.

Todas las oportunidades que la también madre de familia veía para aquellos niños, finalmente se materializaron a través de la asociación, cuya dirección nacional recae sobre ella. “Pero aún falta mucho por hacer”, dijo doña Rosa con una sonrisa simbólica de una madre que vela por sus hijos.

Rosa María Nieto, directora de Asociación Compartir en Honduras.

¿Qué es la Asociación Compartir?

Nació a partir de un programa de la niñez en situación de riesgo, cuya modalidad era salir a las calles a velar por los niños que solo tenían como opción la supervivencia alejados de un hogar.

En palabras de su directora, “Compartir”, como sus colaboradores le llaman, es una organización no gubernamental sin fines de lucro. Su finalidad es contribuir a que niños y niñas de colonias y barrios vulnerables de la capital, tengan acceso a sus derechos humanos.

La prioridad en la asociación, es la educación, es por ello que cuentan con varios programas educacionales que incluyen niños desde los 4 hasta los 18 años de edad.

Compartir ofrece programas de educación prebásica; tutorías, que contribuyen al rendimiento académico de los pequeños; la novedosa biblioteca móvil, que mantiene una cobertura anual de 3,500 niños y talleres vocacionales, que incluye preadolescentes de 15 años de edad.

Asimismo, brindan programas de arte, cultura y deportes, componentes que atrae la atención de los jóvenes que están expuestos a organizaciones delictivas en las colonias más pobres de la capital. Sin embargo, este espacio les ayuda explotar y desarrollar sus talentos que a futuro darán un aporte significativo a la sociedad.

Sumado a ello, también ofrece el programa de orientación y seguimiento familiar, que consiste en dar atención preventiva a familias en vulnerabilidad.

Doña Rosa dedica su vida a apoyar a niños y jóvenes en riesgo social.

Lea también – Vanessa Bustillo: La emprendedora que catapultó su empresa en pandemia

¿Cómo funciona?

En 1991, varios organismos franceses no gubernamentales, que tenían la intención de apoyar a la niñez hondureña, escucharon la propuesta de doña Rosa y fue así que surgió  Asociación Compartir. En la actualidad, los menores cuentan con establecimientos en las colonias Villa Nueva, Los Pinos y Nueva Suyapa.

De acuerdo a lo expuesto por doña Rosa, los franceses son los principales y grandes aliados. “Pero se necesitan muchos más corazones solidarios. Se puede ayudar a Compartir con donaciones y a través del sistema de padrinazgo”, enfatizó.

Todo lo antes expuesto, es parte de las gestiones que doña Rosa y su amplio equipo de colaboradores, realizaron y continúan realizando por el bienestar de los niños.

Asociación Compartir da uniformes y la merienda a los pequeños que se incluyen en el programa educativo.

Para el futuro, la directora de Asociación Compartir pretende que el modelo comunitario de atención a la niñez y juventud, tenga repercusión a nivel de políticas públicas; así también, que se replique en otros sectores del país.

Además, se prevé sensibilizar a la sociedad hondureña para que, en forma conjunta se puedan crear redes de apoyo a la niñez, priorizando la educación de los menores y ofreciéndoles un entorno apropiado.

Finalmente, doña Rosa cerró la amena entrevista asegurando que “Honduras es para nuestros niños y niñas ¡Ayudémosle a crecer en su país!«