Expertos: Descuido de naturaleza evidencia calidad del agua en Honduras

201
Honduras agua
El hidrólogo Max Ayala, manifestó que el panorama de Honduras en relación al manejo del agua no es nada favorable.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Hoy lunes 22 de marzo se conmemora el Día Mundial del Agua y en el marco de esa celebración, expertos en recursos hídricos señalan que Honduras atraviesa una difícil situación en cuanto al manejo y calidad de ese vital líquido en el país.

Para la ingeniera Tania Peña, del Instituto Hondureño de Ciencias de la Tierra, de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), la calidad del agua que pasa por los ríos hondureños es el principal síntoma de ese descuido que se tiene respecto a la preservación y conservación de la naturaleza.

De acuerdo con la experta, nuestro país tiene la gracia de estar en una zona tropical, que goza de fuertes precipitaciones y también tiene bosques tropicales que sirven de esponja para almacenar todo ese recurso.

Honduras agua

Sin embargo, reprochó que la ciudadanía hondureña realiza actividades que vienen a degradar ese ambiente con que se cuenta.

«Nuestro Día Mundial del Agua se celebra reconociendo ese vital líquido y en ese sentido, debemos reconocernos nosotros como hondureños qué actividades estamos haciendo para degradar el ambiente. Degradamos los suelos y los bosques y por lo tanto esa esponja que naturalmente se tiene nuestro país se mira afectada», comenzó diciendo Peña a TIEMPO DIGITAL.

Honduras agua

Lea también: Preocupa estado de recursos hídricos en Honduras

Hondureños deben recapacitar 

Según la experta, debido a la degradación, la naturaleza del país llegó a un punto donde ya no puede absorber más y eso va en detrimento de todos los ecosistemas.

«Los niveles de los ríos desmejorados, los acuíferos disminuidos y sobre todo el tema de la calidad del agua con suelos contaminados. Veamos las condiciones del río Choluteca, el Ulúa, Chamelecón, ¿qué está pasando con esos ríos? Tenemos que recapacitar y hacernos un llamado como hondureños, que nuestra naturaleza va enfermando cada vez más, y por eso vemos el detrimento de todo el servicio que llega tanto para el nivel doméstico, industrial y comercial. Cada vez se va a encarecer más el poder obtener agua», expuso la experta.

En ese sentido, la especialista aseveró que, por más que Honduras esté en una posición geográfica que la bendice con más de dos mil milímetros de agua cada año, la verdad es que no va a poder reciclarla.

Honduras agua

Reglamentación de la Ley General del Agua

Ante esa situación, dijo que la Ley General del Agua de 2019 establece varios lineamientos para el tema de conservación, pero no basta con esa normativa.

«Se tiene que ir más a la reglamentación, es decir a que nuestras municipalidades tengan esas ordenanzas en específico. Esto porque, en cada municipio y comunidad acontecen cosas diferentes con el recurso agua. No es lo mismo en una comunidad con otra, porque una se abastece de un pozo, otra de un manantial, otras de las represas. Necesitamos ordenanzas a ese nivel que digan cómo se debe manejar ese recurso, por lo que se necesita la reglamentación de toda la ley», enfatizó.

La experta cuestionó que, es en la zona rural del país donde no se tiene un control en la calidad del agua y es ahí donde no existe la equidad en el acceso a ese vital líquido.

«En Tegucigalpa es el SANAA el que se encarga del manejo del agua, pero ¿vemos en el interior del país quién trata esas aguas?, es más preguntemos si las Juntas de Agua hacen todos los análisis para corroborar si las personas beben agua que entra en las condiciones que nuestro cuerpo puede asimilar», interrogó.

Honduras agua

«Si no nos podemos las pilas vamos a sufrir» 

Dentro de ese contexto, la experta de la UNAH, reafirmó que el tema de Honduras no es un problema de agua, sino de la gestión que se hace.

«Si no nos podemos las pilas todos, aquí no se habla del gobierno nacional o local, sino todos, desde los jóvenes haciendo su incidencia conservando como tal, cada vez nos va a costar más llevar la calidad del agua y vamos a sufrir. La utilidad del agua se va a ver en detrimento y va impactar en la parte agrícola«, concluyó.

Max Ayala: «Honduras no puede esperar nada bueno» 

Por su parte, el hidrólogo Max Ayala, manifestó que el panorama de Honduras en relación al manejo del agua no es nada favorable.

Honduras agua

«Tenemos una deforestación que es campante y que hace más daño al cambio climático. Vemos una falta de conciencia en el manejo del recurso y de eso no es nada bueno lo que se puede esperar. Las crecidas de los ríos serán más grandes porque al destruir los suelos, las inundaciones serán mayores. Los bosques son como una esponja que absorben el agua pero están desapareciendo», coincidió.

Según el experto, esa situación también lleva a la escasez, porque al perder los bosques, los ríos en época seca van a disminuir más y su aportación en el verano será menos.

«Los bosques son el mecanismo regulador de la naturaleza, para que las corrientes se mantengan dentro de los niveles. Ahora lo que vamos a tener es que los ríos en abril y mayo se terminarán secando y esperando las nuevas lluvias para producir agua», explicó.

Honduras agua

Políticas públicas 

En ese sentido, Ayala dijo que se necesitan varias políticas públicas para palear con esa situación. En primer lugar, el entendido en el tema, mencionó una buena planificación urbana.

«Por ejemplo, en el caso de Tegucigalpa tenemos que donde se iba hacer la represa de Guacerique se sigue construyendo. Vimos hace poco que estaban inaugurando la Cueva de León y eso era parte del área inundable para el embalse de Guacerique. Como no hay una buena planificación urbana, ese tipo de proyectos hace que Guacerique sea cada vez más imposible de construir», cuestionó.

Asimismo, indicó que también es necesario una buena planificación hídrica a nivel nacional, porque se tiene mucha pérdida de agua en el sistema de tuberías.

«No hay una inversión real en el sistema de agua en muchas ciudades. En Tegucigalpa, las pérdidas en las tuberías, como son muy viejas, superan la norma o los rangos aceptables de pérdida de agua», señaló.

Honduras agua

Del mismo modo, Ayala agregó que se necesita la construcción de las represas, especialmente en Tegucigalpa, porque no puede vivir con agua de pozo. Mientras que, en otras zonas se tendría que evitar la sobreexplotación de las aguas, que es lo que pasa en el sur del país.

«Al haber una sobrexplotación, los pozos se están salinizando, puesto que el agua subterránea está siendo sustituida por agua de mar. El panorama es que el agua potable cada vez más nos va hacer falta, la calidad del agua irá siendo peor. Están haciendo pequeños proyectos que no son la solución, ayudan pero no son la solución a la escases que tiene la ciudad. La época seca será más seca, en la época lluviosa habrá más lluvia, mayores inundaciones, y menor cantidad de agua en épocas secas«, concluyó.