24.5 C
San Pedro Sula
lunes, septiembre 26, 2022

OMS y CDC recomiendan: Las 10 medidas para protegerse del COVID-19

Debes leer

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Pese a que en todo el mundo ya se han aplicado más de 1,000 millones de vacunas contra el COVID-19, la enfermedad no da tregua, los contagios y muertes siguen en aumento y los sistemas sanitarios están colapsados.

Los expertos en salud a nivel mundial afirman que no hay que bajar la guardia, incluso si ya se recibió la vacuna. La Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) recomendaron medidas importantes para evitar contagiarse de COVID-19.

Lea además: Los municipios de Honduras con medidas fuertes por altas cifras de COVID-19

1. Usar mascarilla

Todas las personas, incluso los niños a partir de 5 años de edad deben usar mascarilla en público. El COVID-19 es un virus que se transmite principalmente por el aire.

Una investigación publicada en The New England Journal of Medicine reveló que la mascarilla es uno de los pilares del control de la pandemia del COVID-19, y que el enmascaramiento facial universal puede ayudar a reducir la gravedad de la enfermedad y garantizar que una mayor proporción de nuevas infecciones sean asintomáticas.

El personal de salud, personal de seguridad y otros trabajadores que durante la pandemia están realizando actividades que los exponen a potencial contacto con pacientes infectados deben utilizar mascarillas descartables.

2. Mantener distancia social

La distancia social es una herramienta que los encargados de la salud pública recomiendan para disminuir la multiplicación de una enfermedad que se transmite de persona a persona y significa que las mismas tienen que mantenerse suficientemente lejos de otras para que el COVID-19 o cualquier otro patógeno no se transmita.

El CDC describe la distancia social como “mantenerse lejos de grandes grupos y mantener una distancia de dos metros entre una persona y otra”. Distancia social significa también no tocar a otras personas y eso incluye el saludo de manos.

El contacto físico es la forma más probable a través de la cual una persona se puede contagiar de coronavirus y la forma más fácil de expandir la enfermedad. Recuerde: mantenga una distancia de dos metros y no toque a otros.

La distancia social no puede prevenir el 100 por ciento de los contagios, pero siguiendo estas simples reglas los individuos pueden jugar un rol crítico en disminuir la expansión del coronavirus.

Dentro de su casa: evite el contacto cercano con las personas que están enfermas. De ser posible, mantenga una distancia de 2 metros entre la persona enferma y otros miembros de su hogar.

Fuera de su casa: mantenga una distancia de 2 metros de las personas que no viven en su hogar. Recuerde que algunas personas que no tienen síntomas pueden propagar el virus.

3. Adecuada higiene de manos

Una adecuada higiene de manos es un método eficaz, no solo para reducir el contagio de COVID-19, sino también la de otros patógenos. Puede realizarse a través de dos acciones sencillas que requieren de un correcto conocimiento de ambas técnicas:

-Lavado de manos con agua y jabón

-Higiene de manos con soluciones a base de alcohol (por ejemplo, alcohol en gel)

Es importante lavarse las manos frecuentemente sobre todo:

-Antes y después de manipular basura o desperdicios.

-Antes y después de comer, manipular alimentos y/o amamantar.

-Luego de haber tocado superficies públicas: mostradores, pasamanos, picaportes, barandas, etc.

-Después de manipular dinero, llaves, animales, etc.

-Después de ir al baño o de cambiar pañales.

4. Ventilación de ambientes

La ventilación de ambientes cerrados, sobre todo en período invernal o de bajas temperaturas, debe hacerse con regularidad para permitir el recambio de aire. En otras circunstancias y lugares se recomienda que se asegure el recambio de aire mediante la abertura de puertas y ventanas que produzcan circulación cruzada del aire.

Se sabe desde el inicio de la pandemia que el COVID-19 así como el resto de las enfermedades respiratorias, se transmite principalmente por aerosoles, tal como se conoce a las partículas que se emiten al respirar, toser o hablar y que en las personas infectadas son portadoras del virus.

Por esta vía, las personas pueden ser infectadas de una forma muy eficiente y las cargas virales directamente conducidas a la zona baja de los pulmones o aparato respiratorio debido a su pequeñísimo tamaño.

Los ambientes interiores sin ventilación son los más riesgosos para la transmisión de SARS-CoV-2 mediante aerosoles, ya que los mismos se acumulan aumentando las probabilidades de que se inhale aire con presencia de virus.

Por esta razón, la ventilación constante en los ambientes es clave en la prevención del COVID-19. La misma debe ser cruzada para que el aire circule. Abrir puertas y ventanas de manera continua genera un flujo de aire permanente, sin que se acumulen aerosoles, por lo que es mejor que una apertura intermitente como sería, por ejemplo, abrir cinco minutos cada hora.

5. Vacunación

Las vacunas autorizadas contra el COVID-19 pueden ayudar a protegerlo de la enfermedad. Por eso es muy importante que cuando esté disponible la vacuna para cada persona, la misma concurra al centro de salud para que se la apliquen.

La guía de los CDC dice que, vacunados o no, las personas no tienen que llevar mascarillas al aire libre cuando caminen, monten en bicicleta o corran solos o con miembros de su hogar. También pueden ir sin máscara en pequeñas reuniones al aire libre con personas totalmente vacunadas.

6. Aislarse ante cualquier síntoma sospechoso para no propagar el virus

Todas las personas que tengan dos o más de los siguientes síntomas deben considerarse como casos sospechosos a fin de aislarse, testearse y evitar propagar el virus a conocidos y terceros.

-Fiebre (37.5°C o más)

-Tos

-Dolor de garganta

-Dificultad para respirar

-Dolor de cabeza

-Dolor muscular

-Diarrea/vómitos

También son casos sospechosos de COVID-19 las personas que sufran una pérdida repentina del gusto o del olfato. Si eres un caso sospechoso de COVID-19: debes aislarte durante 10 días o hasta descartar la sospecha.

Tienes que avisarle a las personas con las que hayas tenido contacto desde las 48 horas previas al inicio de los síntomas que también deben aislarse. Además, comunícate con el sistema de salud de tu jurisdicción.

7. Evitar el transporte público

Tras la llegada de la segunda ola de COVID-19, se recomienda profundizar las conductas necesarias para evitar que el transporte público se convierta en un eventual foco de contagio.

Con la prioridad absoluta de cuidar la salud de todos, se aconseja reducir al mínimo e indispensable el uso de colectivos y buses urbanos, los cuales deben ser utilizados para el traslado de trabajadores esenciales o con habilitación de circulación correspondiente.

Quienes deban utilizar el transporte público, se recuerda respetar el distanciamiento social, siguiendo los consejos de la Secretaría de Salud.

Se recomienda utilizar el transporte público únicamente en el caso de no poder trasladarse en automóvil, moto, bicicleta o caminando, bajo la premisa de que lo que se pierde en tardar un poco más viajando, se gana en prevención y cuidado de la salud.

El uso del tapabocas es obligatorio en transporte público de jurisdicción nacional. Los usuarios deben utilizar un elemento de protección que cubra nariz, boca y mentón para disminuir los riesgos de contagio.

8. Cúbrase la nariz y la boca al toser y estornudar

Si tiene una mascarilla puesta: puede toser o estornudar en su mascarilla. Colóquese una mascarilla nueva y limpia lo antes posible y lávese las manos.

Si no tiene puesta una mascarilla: Siempre cúbrase la boca y la nariz con un pañuelo desechable al toser o estornudar, o hágalo en la parte interna del codo y no escupa. Tire los pañuelos desechables usados a la basura.

Lávese las manos inmediatamente con agua y jabón por al menos 20 segundos. Si no dispone de agua y jabón, límpiese las manos con un desinfectante de manos que contenga al menos un 60 % de alcohol.

9. Limpieza y desinfección

Al principio de la pandemia, se ponía énfasis en que las personas podían infectarse con el COVID-19 a través del contacto con superficies contaminadas. Pero ahora, según los datos epidemiológicos disponibles y los estudios de los factores de transmisión ambientales, la transmisión por esta vía está lejos de ser la ruta principal por la que se propaga el virus.

La recomendación es que si hay una persona enferma o tiene un resultado positivo en la prueba de detección del COVID-19, desinfecte las superficies que se tocan con frecuencia. Use un producto desinfectante de uso doméstico.

Entre ellos están los desinfectantes para coronavirus (COVID-19) ícono de sitio externo siguiendo las instrucciones del fabricante que figuran en la etiqueta. Si las superficies están sucias, límpielas con detergente o agua y jabón antes de desinfectarlas.

10. Otras medidas de cuidado

Recuerda  no compartir bebidas, vasos, cubiertos ni otros elementos personales. Si va a toser o estornudar sobre el pliegue del codo o utilicé pañuelos descartables y evite tocarse la cara.

Los animales no transmiten el virus del COVID-19, pero sí pueden contagiarse. Por eso, si tiene síntomas compatibles con COVID-19 o es un caso confirmado: Restrinja el contacto con sus animales o evalué trasladarlos a otra vivienda o guardería de manera temporal. En caso de no poder evitar el contacto, lávese las manos antes y después de interactuar con ellos.

Fuente: Infobae.


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido