Honduras, nueva cepa de COVID: ¿cuál es más peligrosa?, ¿dónde y cuándo surgieron?

116
cepas de COVID-19 en el mundo
Las variantes tienen sus diferencias y los científicos las han investigado.

HONDURAS. Mucho se habla acerca del COVID-19, pero, no muchos conocen que existen varias cepas, unas más graves que otras.

El virus que causa el COVID-19 pertenece a la familia de los coronavirus, llamada así por los picos en forma de corona que tienen en su superficie.

Lea también: Confirmado: nueva variante del COVID-19 está en Honduras

Estos estudios, que incluyen análisis genéticos del virus, ayudan a los científicos a entender cómo los cambios en el virus pueden incidir en la forma en que se propaga.

Hasta la fecha, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha clasificado cuatro «variantes de preocupación» del SARS-CoV-2, que fueron identificadas en el Reino Unido, Sudáfrica, Brasil e India y son conocidas como B.1.1.7, B.1.351, B.1.1.28.1 y la variante B.1.617.

Cepa en Reino Unido

En Reino Unido surgió una nueva variante llamada B.1.1.7 con un número inusualmente grande de mutaciones. Se propaga más fácil y rápidamente que otras variantes. Actualmente, no hay pruebas científicas de que cause una enfermedad más grave o un mayor riesgo de muerte.

Se detectó por primera vez en septiembre de 2020 y ahora es muy frecuente en Londres y el sureste de Inglaterra. Desde entonces, se ha detectado en numerosos países de todo el mundo, incluidos Estados Unidos, Bélgica, Países Bajos, España o Alemania.

Dada su mayor capacidad de infección, la variante genética acabará por predominar entre el conjunto de cepas del virus. Sin embargo, no parece ser más patógena que otras variantes genotípicas. Aún así, en aquellos lugares donde esta cepa se ha vuelto preponderante, los contagios han aumentado (50%-70%) en relación con la situación previa.

Algunos científicos plantean la posibilidad de que la mayor transmisión se deba, al menos en parte, a que infecta más a niños y adolescentes, que normalmente no se contagian o bien no desarrollan sintomatología clínica COVID-19. Así pues, la nueva variante puede hacer que los niños y adolescentes sean tan susceptibles a la infección como los adultos.

Cepa de Sudáfrica

En Sudáfrica, a principios de octubre, apareció otra variante llamada B 1.351. Comparte algunas mutaciones con la variante detectada en Reino Unido. La cepa puede propagarse de forma más rápida entre las personas.

Las mutaciones de la 501Y.V2 incluyen cambios en una parte del virus conocida como proteína espiga, la cual, se adhiere a la célula humana a través de un receptor para entrar en las células: así se produce la infección. El virus comienza a multiplicarse dentro de las células. Finalmente, las células lo liberan y puede seguir infectando más células.

Una nueva investigación llevada a cabo en Sudáfrica demostró que la variante es capaz de evadir los anticuerpos generados por una infección anterior. Esto significa que puede que los anticuerpos de las personas infectadas con variantes anteriores no funcionen tan bien contra la cepa.

Cepa en Brasil

La variante del coronavirus de Brasil que ahora también se encuentra en Reino Unido y en otros países europeos, parece ser más contagiosa y puede evadir la inmunidad dada por una infección pasada, aseguran científicos.

Las experiencias de Manaos, la ciudad amazónica más afectada por la variante P.1, sugieren que la cepa podría ser hasta dos veces más transmisible que el virus previo de COVID en esa localidad, indica el primer estudio detallado sobre el tema.

La principal característica de la enfermedad que trajo consigo la variante P1 tiene que ver con la transmisión: «Existe una mayor expresión del virus a través de la vía aérea y por más tiempo», explicó Gaudenzi de Faria.

Por su parte, a partir de la experiencia que el sector médico brasileño tuvo en Manaos, en Sao Paulo y los estados del sur (Paraná, Santa Catarina y Rio Grande do Sul), los científicos se dieron cuenta de que dicha cepa causa reinfección en personas que ya estuvieron contagiadas y que los pacientes jóvenes desarrollen un estado más grave de la dolencia.

cepas de COVID-19 en el mundo

El equipo de investigadores de Brasil y del Imperial College de Londres estudió la composición genética del coronavirus en algunos de los pacientes infectados en Manaos entre noviembre y diciembre, además de modelar los resultados de la pandemia.

Los investigadores afirmaron que la variante P.1 probablemente surgió a principios de noviembre, se extendió rápidamente hasta volverse dominante y provocó muchas reinfecciones.