COHEP y BCIE presentan mecanismo para administrar donaciones; Gobierno aún no responde

399
mecanismo donaciones COHEP BCIE
Hace una semana, la propuesta fue presentada al Gobierno y el Cohep aún no recibe una respuesta.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Un mecanismo para la administración, manejo y ejecución de recursos de donaciones fue propuesto por el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP), en conjunto con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

El organismo empresarial expuso que «consideramos importante que el país cuente con mecanismos alternos, que inspiren confianza, seguridad, eficacia; y provean un adecuado sistema de rendición de cuentas”.

De igual forma, manifestaron que la intención de la propuesta es que los cooperantes internacionales cuenten con un mecanismo; el cual debe ser viable, creíble y confiable, a fin de dar certeza en la transparencia sobre la inversión de fondos.

«El acuerdo de esfuerzos es consistente en una unidad administradora de recursos, la cual estaría adscrita al BCIE«, reza el documento.

Por otra parte, hay que mencionar que la propuesta ya fue presentada al Gobierno de la República para un desarrollo seguro. Sin embargo, el ente empresarial se encuentra a la espera de una respuesta, precisó.

El gerente de asesoría legal del COHEP, Gustavo Solorzano, manifestó que la propuesta fue presentada hace una semana. En ese sentido, lamentó que aún no haya respuesta por parte de las autoridades, a pesar que hay urgencia de restauración en el país.

De su lado, el oficial de País Honduras del BCIE, Manuel Torres, manifestó que el mecanismo permitirá enfrentar ese proceso de reconstrucción al país cinco estrellas «de la mejor manera«.

Lea también: Honduras: al menos 36 niños quemados por agua caliente en noviembre

Elementos de la propuesta

Además, Torres detalló que en la propuesta hay tres elementos sustanciales que se tienen que tomar en cuenta; sobre ello, comentó que una es la gestión de los recursos. 

En este apartado, el escrito señala la integración de un equipo tripartito (Gobierno, BCIE y empresa privada). Según lo expuesto, este se encargará de ir a las instancias internacionales; esto con el fin de promover las iniciativas que conlleven a la captación de donaciones de la comunidad internacional.

Mientras que, en el apartado referente a gestión financiera, expone que se conformará un equipo; mismo que se encargará de administrar la cartera de fondos y todo se hará con los requerimientos que fije cada uno de los donantes.

«Bajo el mecanismo financiero que se acuerde, ya sea la creación de fideicomisos, cuentas especiales en el sistema financiero, u otros, que mediante una gestión transparente y con capacidad de rendir cuentas, permita financiar las soluciones», indicaron.

«El segundo elemento sustantivo es la gestión de la adquisición y el tercero, está orientado en la supervisión y evaluación de proyectos«, agregó.

Sobre lo anterior, la propuesta indica que el BCIE contratará los servicios de una Unidad de Adquisiciones. Explica que esta deberá contar con amplio reconocimiento internacional. Lo anterior, para que  permita ejecutar los procesos de contratación con absoluta transparencia y que no haya injerencia de intereses de orden político o particular.

A los anteriores se le suman la auditoria y el control. Este último sostiene que «el BCIE financiará la contratación de una firma internacional calificada. Esto, para ejecutar una función de control interno y auditoría externa; que asegure el correcto uso de los recursos, bajo estándares internacionales de gestión de recursos, NIIF y estrictas normas de control interno».

En relación a los costos de la unidad, el documento expone que serán absorbidos por el BCIE.

Exponen la situación a JOH

Juan Carlos Sikaffy, titular del COHEP y Dante Mossi, presidente del BCIE, redactaron una carta de forma conjunta, dirigida al mandatario de Honduras, Juan Orlando Hernández.

En el escrito, los remitentes describen que la paralización de unos ocho meses por la pandemia. Y además, de la afectación de los fenómenos tropicales Eta e Iota, dejaron severos daños a la infraestructura del país de distintos rubros.

En tal sentido, listaron los sectores de energía, telecomunicaciones y logística, así mismo, de la infraestructura terrestre así como aérea, aludiendo al aeropuerto Ramón Villeda Morales.

El dúo dejó claro en la misiva, que es oportuno tener en cuenta el factor humano, pues, el tiempo de emergencia ha dejado miles de damnificados. Mismos que perdieron tanto sus hogares como sus pertenencias. «En su mayoría son familias de escasos recursos«, acota el documento.

Otra situación en la que Sikaffy y Mossi hacen hincapié, es que quedaron destruidas grandes cantidades de parcelas de tierra que, con habitualidad, se destinan a la cosecha de cultivos de exportación.