Alcalde de La Esperanza: «La ciudad es tranquila», quienes la ensucian, apártense

437
keyla martinez alcalde La Esperanza
Miguel Fajardo, alcalde de La Esperanza, busca una "reingeniería" en La Esperanza luego del sombrío panorama que deja la muerte de Keyla Martínez.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. ¿Qué ocurrió en aquella fría celda donde Keyla Martínez dejó sus últimos respiros? Entre la polémica e indignación, la investigación sigue su curso con 13 policías involucrados.

La Esperanza, Intibucá, lugar que hospedó la fatídica noche, se ciñó de tensión bajo la incertidumbre y la sed de justicia. Es así que Miguel Fajardo, el alcalde del municipio donde murió Keyla, lamenta la realidad que se vive y asegura que urgen cambios.

En una entrevista exclusiva para TIEMPO TV, el edil expuso que, tras la muerte de la joven estudiante de enfermería, la ciudad más alta de Honduras necesita una limpieza para recobrar su reputación.

No señaló una institución o nombres, pero apuntó que quienes no quieran estar en sujeción a la ley y las normas de convivencia, deben retirarse.

«La ciudad es tranquila pero si hay gente que se está encargando de ensuciarla, lo más correcto es que los órganos donde está esa gente mejor vayan apartándose«, aseveró Fajardo.

El entrevistado hizo hincapié en que no deben hacer más daño quienes «contaminan nuestra sociedad con sus hechos».

De igual interés: Abogada de Keyla: «Versiones del doctor que la acompañó se contradicen»

Una cárcel vetusta

Sobre el caso, ahondó que evidencia las carencias de la instalación donde fungían los agentes que tenían privada de libertad a Keyla. Él agregó que, detalles de antigüedad interferirían con la provisión de justicia.

«Esto pone al descubierto la infraestructura, que no va acorde al tiempo. Hay hacinamiento y las celdas no tienen nada de tecnología en un siglo de pleno apogeo en tal sentido, esto nos hace una sacudida a todos», manifestó.

Fajardo comentó también que la estación policial en mención cubre una gran cantidad de territorio del departamento -del cual acotó que tiene mucha población- y aquejó que solo hay dos celdas. «Nos quedamos cortos», reconoció.

A su vez, pidió que las autoridades continúen con la investigación técnica y científica de la muerte. Además, dijo que de tal manera, la sociedad quedará clara sobre lo que ocurrió y no dará lugar a especulación o desinformación.

Reingeniería ante múltiples adversidades

El alcalde se mostró apesarado al contar que, recién después de una crisis natural (los fenómenos Eta e Iota), de salud (COVID-19), llegue una convulsión social a La Esperanza.

El edil declaró que lo sucedido con Keyla Martínez debe «dar una lección» y servir como un punto de partida, para que los diferentes sectores mediten, ya que «no estamos acostumbrados a ver este tipo de situaciones».

Fajardo hizo hincapié en que los funcionarios públicos deben hacer las cosas bien para generar confianza, incluyó también a las autoridades civiles, empresa privada, militares y agricultores, y llamó a que se devuelva el posicionamiento a la ciudad.


Nota para nuestros lectores:

🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0