TGU: cuerpo «empaquetado» era de jovencita que recién acabó el colegio

3357
cuerpo empaquetado Tegucigalpa jovencita
Una jovencita que ni siquiera tenía la mayoría de edad es una de las víctimas de los "empaquetados", una modalidad criminal en Honduras.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. «Ha matado a siete buseros», se leía en el cartón que dejaron junto a su cuerpo, cubierto de embalaje, y con todos los indicios para las autoridades de un atroz crimen que incluía un desmembramiento.

El fatídico hallazgo, constituyente de un caso más de la nueva modalidad de «empaquetados«, se registró en una calle que conduce hacia El Hatillo, en las cercanías del Parque Nacional «El Picacho».

Tras las primeras horas del macabro descubrimiento, nada más se decía que se trataba de una mujer, cuya edad rondaría los 20 años.

De igual interés – SPS: capturan a supuesto responsable de 14 asesinatos; lo vinculan con «empaquetados

Una joven que quería ir a la «U» y «no tenía enemigos»

La primera estimación solo falló por un dígito, confirmándose la hipótesis de un nuevo femicidio en Honduras. Se identificó a la occisa como María del Carmen Romero de 19 años de edad.

Se conoció que ella residía en la colonia «Roberto Suazo Córdova» de la capital. Además, recién se había graduado de educación media y tenía la aspiración de estudiar una carrera universitaria.

De acuerdo a la versión de su familia, ella desapareció el lunes en horas de la noche. Durante de la madrugada del martes se encontró su cadáver.

Ahora, los allegados de la jovencita ya llegaron a la morgue capitalina para reclamar sus restos. En la lúgubre escena, lamentaron el crimen; aseguran que no entienden el asesinato ni el grado de violencia, pues ella, al parecer, no tenía enemistades personales.

Romero es la tercera víctima «empaquetada» en la capital durante 2020. Con anterioridad también dejaron «abandonados» otros dos cuerpos con introducidos en ese tipo de funda plástica; uno de los casos fue en el sector de El Hatillo y el otro en Comayagüela, precisamente en la colonia Mayangle.

En las tres incidencias, el rótulo de cartón que se agregó al embalaje leía la frase «extorsionador.punto.com«. Sin embargo, de momento, las fuerzas de seguridad descartan que el flagelo de la extorsión esté realmente ligado a estos crímenes.


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn