34 C
San Pedro Sula
sábado, junio 15, 2024

Vacunas contra el COVID-19, ¿cuánto debo esperar por la segunda dosis?

Debes leer

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el nuevo coronavirus como una pandemia el 11 de marzo del 2020 y mientras el mundo supera los 168 millones de casos de COVID-19 y hay más de 3.5 millones de muertos, también los esfuerzos para regresar a la normalidad avanzan.

A nivel mundial se han administrado más de 550 millones de dosis de las diferentes vacunas desarrolladas contra el COVID-19. Así lo muestran los datos de Financial Times en Our World in Data, la Universidad de Oxford y las fuentes nacionales de 170 países.

Israel ha sido con diferencia el país más rápido en implementar su proceso de vacunación. Más de la mitad de su población ya ha recibido al menos una dosis de vacuna y más de un tercio ha recibido ambas dosis. Le siguen en este ranking los Emiratos Árabes Unidos, con 82,7 dosis por cada 100 habitantes, Chile con 50,9 y Reino Unido con 50,4.

Según, el medio internacional France 24, Rusia, se convirtió en el primer país en inmunizar masivamente a su población con la Sputnik V.

dosis de vacunas
Emiratos Árabes Unidos, forma parte de los países que lidera la implementación en su proceso de vacunación.

¿Una dosis es suficiente para proteger?

En una entrevista que realizó el medio de comunicación BBC, expertos aseguran que cada vacuna tiene su propio esquema, si es de una o dos dosis.

En las vacunas de una dosis, aproximadamente entre dos y tres semanas después de la aplicación de la vacuna ya puede considerarse protegido. Además, cerca de los 28 días, la respuesta alcanza niveles muy buenos y la persona ya está protegida, agregaron.

En el caso de las vacunas de dos dosis, hay una primera protección dos semanas después de la primera dosis. Asimismo, dijeron que se va a mantener un tiempo y que si se deja sin poner la segunda dosis, seguramente terminaría cayendo después de unos meses.

Pero justamente, antes de que caiga se pone la segunda dosis, entonces se vuelve a estimular al sistema de defensas. Es ahí donde se aplica la segunda dosis, prácticamente el nivel máximo de la respuesta, que es cuando se considera que la persona ya está protegida.

Sin embargo, esto no significa que ya se puede descuidar y exponerse a riesgos, simplemente significa que puede llevar su vida con más tranquilidad, y estar seguro de que si le da COVID-19 va ser más leve.

¿Cuánto tiempo debo esperar por la segunda dosis?

Cada vacuna tiene su intervalo de aplicación entre una dosis y la otra. Sin embargo, es importante que nos quede claro que son periodos que comprenden varios días en los que se puede poner la segunda dosis con toda seguridad.

No es necesario que sea exactamente el día 21 o el día 42, sino alrededor de esa fecha, si se recibe la segunda dosis tres días antes o tres días después de esos intervalos, se podría tener tranquilidad.

Para evaluar el riesgo de qué pasa si se prolonga el tiempo recomendado entre las dosis, habría que ver exactamente cuánto se está prolongando. Si se llega a extender más del tiempo definido, incluso podrían volver a ponerse el esquema completo, porque ahí no se sabe exactamente qué va a pasar, los estudios no han evaluado eso.

Según los expertos, los estudios no les han confirmado cómo funcionan las vacunas cuando no se usan correctamente, entonces lo mejor es tratar de ponérselas en los tiempos establecidos.

Vacuna Pfizer-BioNTech

La vacuna de Pfizer-BioNTech se recomienda para personas de 12 años de edad en adelante. Este fármaco fue fabricado por el laboratorio Pfizer, Inc., y BioNTech, la segunda dosis se debe poner entre los 21 y los 42 días posteriores a la primera dosis.

Esta inyección, con base en la evidencia de los ensayos clínicos con personas de 16 años de edad o más, resultó efectiva en un 95 % para prevenir casos de COVID-19.

En los ensayos clínicos, la vacuna de Pfizer-BioNTech también resultó altamente efectiva para prevenir casos en adolescentes de 12 a 15 años, y la respuesta inmunitaria en personas de 12 a 15 años fue al menos tan fuerte como la de personas de 16 a 25 años.

Los ensayos clínicos de la vacuna de Pfizer-BioNTech en personas de 16 años de edad o más incluyeron a personas de diversas categorías de raza, etnia, edad y sexo.

Vacuna Moderna

La vacuna mRNA-1273, mejor conocida como Moderna por el nombre del laboratorio que la fabricó ModernaTX, Inc., para que haga efecto debe aplicarse 2 inyecciones con un mes (28 días) de diferencia.

Esta vacuna, en los ensayos clínicos, los síntomas de reactogenicidad aparecieron dentro de los 7 días después de vacunarse.

Sin embargo, los efectos secundarios como fiebre, escalofríos, cansancio y dolor de cabeza, fueron más comunes después de recibir la segunda dosis.

La mayoría de los efectos secundarios fueron de leves a moderados. No obstante, una pequeña cantidad de personas presentó efectos secundarios graves que afectaron su capacidad para realizar sus actividades diarias.

Sin embargo, con base en la evidencia de los ensayos clínicos, la vacuna de Moderna demostró tener una efectividad del 94,1 % en la prevención de casos de COVID-19 confirmados en laboratorio en personas que recibieron dos dosis y que no registraban evidencia de infecciones previas.

Johnson & Johnson

La vacuna de Janssen Pharmaceuticals Companies of Johnson & Johnson, es un tipo de vacuna vector viral, que se aplica una sola dosis.

Existe una relación causal plausible entre la vacuna contra el COVID-19 J&J/Janssen y un efecto secundario adverso poco común y grave: coágulos sanguíneos con plaquetas bajas.

Los efectos secundarios fueron más comunes en personas de 18-59 años de edad en comparación con personas de 60 años de edad o más.

Sin embargo, después de analizar todos los datos de seguridad disponibles, se recomienda, en virtud de que los beneficios conocidos y potenciales superan los riesgos conocidos de la Johnson & Johnson.

Este evento adverso es poco frecuente, con un índice de 7 por cada 1 millón de mujeres vacunadas de entre 18 y 49 años de edad. En el caso de las mujeres de 50 años de edad o más y los hombres de todas las edades, este evento adverso es incluso menos frecuente.

El análisis de la FDA halló que la vacuna de Johnson & Johnson muestra una eficacia del 72 % en prevenir la infección en todas las variantes y un 86 % de efectividad en la prevención de casos severos de la enfermedad.

Las personas alcanzaron la máxima protección posible 2 semanas después de vacunarse. Además, ninguna de las personas que contrajeron COVID-19 al menos 4 semanas después de recibir la vacuna de J&J/Janssen tuvo que ser hospitalizada.

La evidencia inicial sugiere que la Johnson & Johnson podría brindar protección contra la infección asintomática, la cual ocurre cuando una persona es infectada por el virus que causa el COVID-19 pero no se enferma.

Vacuna de AstraZeneca

AstraZeneca se creó sin ánimo de lucro. Es la única vacuna creada por un organismo público, la Universidad de Oxford, que no buscaba beneficios económicos sino el bien común.

Por eso, al asociarse con la farmacéutica AstraZeneca para que la fabricara, exigió que se hiciera a precio de coste. Es la más barata.

Además, no tiene problemas de distribución. Es una de las grandes esperanzas para los países pobres. No solo por el precio, sino porque se puede transportar con facilidad.

La eficacia de la vacuna es tan alta como la de Pfizer. Los resultados son mejores que en los ensayos clínicos.

Un estudio posterior del sistema sanitario escocés, con más de un millón de vacunados, señaló que ya con una dosis, AstraZeneca reduce el riesgo de COVID-19 en un 94 %. Con Pfizer hay que esperar a la segunda dosis.

La vacuna de Oxford/AstraZeneca se debe aplicar en dos dosis; el intervalo entre una dosis y la otra es entre 8 y 12 semanas después, esto es entre dos y tres meses.

La vacuna rusa Sputnik V

Aunque la recepción inicial de la Sputnik V fue crítica, en febrero de 2021 se comunicaron los resultados preliminares de los ensayos de fase 3. De hecho, las investigaciones llevadas a cabo exponen que la efectividad alcanza el 91,6 %. Este porcentaje parte de los datos obtenidos de los 19.866 voluntarios que se inyectaron la primera y la segunda dosis.

Además, se realizó una evaluación internacional comparativa para estudiar los resultados sobre eficacia, publicando los datos en la revista científica The Lancet.

Sputnik V utiliza una plataforma de vector viral agrega un virus inofensivo para introducir material genético del virus que causa el COVID-19 en su sistema inmunitario, como hacen las vacunas de Oxford/AstraZeneca y Johnson & Johnson.

El preparado consta de dos dosis para resultar efectiva. Cada una de las dosis se basa en dos vectores de adenovirus distintos, y se suministran con una distancia de 21 días aproximadamente entre ambas.

Esta vacuna la creó el Instituto Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología de Gamaleya. Este instituto también ha participado en el desarrollo de vacunas contra el ébola y el MERS.

Sinovac Biotech, la vacuna China

Según investigadores turcos, la vacuna frente al coronavirus desarrollada por la farmacéutica Sinovac Biotech Ltd de China, tiene una eficacia del 91.25 % a la vista de los resultados obtenidos en las últimas fases de los ensayos realizados en ese país. Al margen de una persona que tuvo una reacción alérgica, no se observaron otros efectos adversos relevantes.

La vacuna de Sinovac requiere dos dosis, después de la primera dosis tiene entre 21 días y 35 días para administrarse la segunda dosis.

Efectos secundarios de las vacunas

Después de recibir cualquier vacuna el paciente puede padecer desmayos u otros eventos que podrían estar relacionados a estados de ansiedad, como respiración acelerada, baja presión arterial, entumecimiento u hormigueo. Aunque son poco frecuentes, estos eventos no son inesperados y no suelen ser graves.

Fuentes: CDC, OMS, The Lancet, BBC.


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0.

Estás a un paso de recibir nuestro PDF Gratis

Última Hora

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido