29 C
San Pedro Sula
miércoles, enero 19, 2022

Vacuna china, Sinovac, logró una eficacia real de 94 % en Indonesia

Debes leer

La vacuna China de Sinovac está reduciendo los contagios de COVID-19 entre los trabajadores de salud en Indonesia, enviando una alentadora señal a las docenas de países en desarrollo que dependen de esta fórmula. Esta vacuna mostró menos eficacia durante los ensayos clínicos en comparación que el resto de las dosis occidentales.

Durante 28 días después de haber recibido su segunda dosis, Indonesia rastreó a 25.374 trabajadores de la salud en la capital, Yakarta. Además, descubrió que la vacuna protegió a 100 % de la muerte y a 96 % de la hospitalización. Así lo afirmó el ministro de Salud, Budi Gunadi Sadikin, en una entrevista.

Sadikin también indicó que 94 % de los trabajadores habían sido protegidos contra el contagio, un resultado extraordinario que va más allá de lo que se obtuvo en los numerosos ensayos clínicos de la vacuna.

Los datos se suman a las señales fuera de Brasil de que la inyección de Sinovac es más efectiva de lo que demostró en la fase de prueba, que se vio acosada por tasas de eficacia divergentes y cuestionamientos sobre la transparencia de los datos.

Sin embargo, no está claro si los trabajadores de Indonesia fueron examinados de manera uniforme para detectar a posibles portadores asintomáticos.

Sinovac
Un trabajador recibe la vacuna de Sinovac en Indonesia.

“Vemos una caída muy, muy drástica” en las hospitalizaciones y muertes entre los trabajadores médicos, dijo Sadikin. No se sabe contra qué variante funcionó la vacuna Sinovac en Indonesia, pero el país no ha tenido ningún brote importante.

El martes, en una entrevista con un medio, el director ejecutivo de Sinovac, Yin Weidong, defendió la disparidad en los datos clínicos alrededor de la vacuna y dijo que había una creciente evidencia de que CoronaVac funciona mejor cuando se aplica en el mundo real.

Vacuna Sinovac

Además, la vacuna Sinovac  requiere que la gran mayoría de las personas estén vacunadas. Sin embargo, este es un escenario al que los países en desarrollo no pueden aspirar, pues el acceso a las vacunas es limitado.

En el estudio que se realizó a trabajadores sanitarios de Indonesia, y en otro realizado en una ciudad brasileña de 45.000 habitantes llamada Serrana, casi 100 % de las personas estudiadas estaban completamente vacunadas, por lo que las enfermedades graves y las muertes disminuyeron.

Por el contrario, Chile vio un resurgimiento de los contagios después de haber vacunado a más de un tercio de la población de 19 millones, una de las tasas más rápidas del mundo, pero no lo suficientemente rápida como para detener la propagación del virus.

Entre las personas vacunadas con CoronaVac en Chile, 89 % obtuvieron protección contra los cuadros graves de COVID-19 que requieren cuidados intensivos, dijo Yin. Es probable que la protección de la vacuna varíe de un lugar a otro debido a las variantes del virus. Sin embargo, la vacuna de Sinovac parece que resiste bien las nuevas variantes, señaló.

FUENTE: Infobae


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0.

Más noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Hoy en Cronómetro