25.6 C
San Pedro Sula
martes, julio 5, 2022

“Quiero casa”: familia danlidense en extrema pobreza narra su dura realidad

Debes leer

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Oneyda Mabel Mejía, narra la dura realidad que vive junto a otras seis personas, entre ellos, cuatro niños de edades entre 4 a 12 años. Ellos son una familia olvidada, sumergida en la extrema pobreza y sin oportunidades.

La falta de oportunidades y la necesidad, tiene a esta familia de Danlí, El Paraíso, viviendo en una pequeña galera forrada de bolsas negras que son levantadas por el viento, dejando al descubierto lo poco que hay bajo techo.

Pero la situación no podría ser peor, hasta conocer que aquella pequeña galera sostenida con columnas improvisadas, cortadas de un árbol, está ubicada cerca de un río. Cuando llueve o en época de invierno, es una amenaza latente para estos siete hondureños.

“Cuando pasaron los huracanes tuvimos que salir huyendo, no teníamos a dónde ir a buscar alojamiento”, contó Oneyda a un medio de televisión nacional.

Le puede interesar: La Lima: Doña María rompe en llanto al contar que perdió todo tras el paso de Iota y Eta

Sin oportunidades 

Oneyda es tía de los 4 menores y contó que su hermana, la madre de los niños, es quien sale a “rebuscarse” para poder llevar el sustento al humilde hogar. Mencionó que tienen dos años de vivir en precariedad y la única manera en que consiguen un par de lempiras, es realizando trabajos en el campo, pues no hay más oportunidades.

¡Quiero casa!“, dijo con gran inocencia y alegría, Luis Miguel Flores, un pequeño de 10 años de edad, que anhela tener una vivienda digna, un par de zapatos y cuadernos para poder asistir a la escuela, pero la pobreza no se lo permite.

Otro de los menores mencionó que anhela poder tener ropa y cubrir sus pies descalzos, los cuales lucían llenos de polvo. Sin embargo, la inocencia de estos cuatro niños no ha permitido que la miseria les robe su sonrisa y se conforman con tan poco, que con un palito y una rin de bicicleta juegan y se divierten.

Sin servicios públicos

Esta familia vive totalmente alejada de las demás viviendas, prácticamente a la intemperie, sin acceso a ningún servicio público, ni siquiera cuentan con una letrina. Esta es la otra cara y la dura realidad de miles de familias hondureñas.

El sector donde habita esta familia, pertenece al municipio de Danlí, se le conoce como “Río Abajo” y este es el sitio, al que las ayudas no llegan. Son siete compatriotas sumergidos en el olvido y llenos de carencias.


Nota para nuestros lectores:

🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido