Honduras: más centros educativos abandonan lo virtual e inician clases semipresenciales

633
clases semipresenciales autorizado
Algunas áreas, sobre todo las rurales, están arriesgándose con la modalidad, informaron.

HONDURAS. El tema de las clases se viene tocando desde antes de comenzar este año lectivo, mucho se habló de las nuevas modalidades que los centros educativos debían tomar, la virtualidad ha sido la más recomendada, sin embargo, muchos han decidido poner en marcha el formato semipresencial.

¿Qué significa esto? Esta modalidad se usa para referirse a que los alumnos solo deben asistir a las instalaciones de una escuela ciertos días establecidos por la misma institución. Ahora, lo que están haciendo es colocar más jornadas, dependiendo de la demanda que tengan.

Lea también- Microbióloga invita por 24 horas a un hospital a quienes poden clases presenciales

Se ha obtenido información de que en algunas zonas del interior del país, iniciaron con este proceso desde que comenzó el año escolar. Sin embargo, poco a poco se van conociendo más sitios, entre ellos, algunos de la zona norte del país.

En algunas zonas las clases se han manejado de forma semipresencial.

Por ejemplo, uno de ellos, son algunas escuelas en el municipio de Choloma. Asimismo, reportaron que en algunos lugares de Puerto Cortés también sucede eso. Estos centros educativos decidieron emprender este nuevo rumbo de las clases, pero algo que llamó la atención fue saber si realmente está autorizada esta modalidad.

Para obtener más información sobre ello, Diario TIEMPO Digital trató de abordar a Milton Ayala, de la Dirección Departamental de Educación en Cortés, no obstante, las llamadas y mensajes no obtuvieron contestación.

Por otro lado, quien sí brindó declaraciones al respecto fue Mario Alas, coordinador del Observatorio de Educación de la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFM).

Presentarán mapa a Educación

El experto indicó que a través de investigaciones que han realizado, tienen un plan para presentar a la misma Secretaría de Educación, donde explican a través de estudios, las zonas que tendrían la posibilidad de tener dicha modalidad.

«El Observatorio de COVID de UNITEC, y el Observatorio de UPNFM hemos trabajado para construir un mapa de riesgo», agregó. Alas explicó que se presentaría hoy, viernes, sin embargo, tuvo que posponerse hasta la próxima semana.

El profesional reiteró que clasificaron los municipios en tres niveles de riesgo, según el número de casos que han tenido, y tomaron en cuenta también la matrícula que presenta cada uno. Según externó, tomando esos datos, generaron los índices de riesgo, entre otra información.

El mapa ayudará a tomar la decisión de los lugares que pueden regresar a las aulas.

Partiendo de ello, los observadores determinarán qué zonas están preparadas para tener clases semipresenciales. ¿En qué se posiciona la zona norte? De acuerdo con el mapa, el rojo significa que tienen pocas posibilidades, por el alto número de contagios.

«En algunos municipios del norte es difícil. A veces la contaminación es en la cabecera municipal, pero las aldeas y caseríos están sin casos», sostuvo Mario.

Dos índices de riesgo importantes

Por otra parte, manifestó que la investigación es con la finalidad de apoyar en la toma de decisiones a la Secretaría de Educación, en decir «sí o no» se abren los centros educativos. No obstante, el coordinador del Observatorio ratificó que algunas instituciones ya están abriendo aún sin tener la autorización.

«La presión de los padres», es una de las razones externó Alas. De hecho, el profesional puso un ejemplo que ocurrió en Pespire, Choluteca, donde los padres de familia advirtieron a los profesores que si no abrían el centro, no iban a matricular a sus hijos.

De igual forma, reveló que tienen conocimiento que en el municipio de Sinuapa, en Ocotepeque, las escuelas están abiertas de forma presencial con autorización del alcalde, y así ocurre en otros sitios.

Asimismo, Mario Alas mencionó que aunque no están autorizadas las clases presenciales por la Secretaría de Educación, les dieron la oportunidad a algunos de movilizarse a las oficinas del Sistema Nacional de Gestión de Riesgo (SINAGER), pero ahí recaía el problema.

Sin autorización, asumen el riesgo

Muchos no se pudieron movilizar desde sus zonas para recibir la autorización. «Realmente están trabajando incluso a escondidas», aseguró. Laboran de tal forma, pues tienen miedo de que las autoridades les vayan a cerrar la institución por no tener el visto bueno.

Otro problema que contó es que los «permisos» no son contestados. De hecho, relató que una institución de Santa Cruz de Yojoa, presentó la solicitud y hasta ahora no obtuvieron respuesta, pero que siguieron trabajando con normalidad (presencial).