Ministro de Educación: No se puede estar un año más sin clases presenciales

573
clases presenciales honduras
Arnaldo Bueso se reunió con representantes del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) para Latinoamérica.

El titular de la Secretaría de Educación, Arnaldo Bueso, expresó este miércoles que Honduras no puede seguir un año más sin clases presenciales.

Pese a que se ha implementado la modalidad virtual como alternativa, la situación está dejando grandes consecuencias en el tema educativo para Honduras, dijo Bueso.

«Es importante iniciar el retorno seguro a clases bajo estrictas medidas de seguridad. No podemos estar un año más completo bajo un sistema no presencial», manifestó el funcionario.

El ministro informó que este día se realizó una reunión con representantes del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) para Latinoamérica, con el objetivo de conocer la situación de la educación en el marco de la pandemia.

«Se habló del mejoramiento de aulas de clases, saneamiento de agua, acceso a la conectividad a la red, tenemos un programa ‘Te queremos estudiando en casa’, pero todos sabemos que tenemos muy poca cobertura y necesitamos ampliarla», señaló.

Pilotajes

Bueso recordó que están diseñando los pilotajes en educación, los que se iniciarán en febrero en lugares donde no ha habido contagios.

Aunque reconoció que, para llevarlos a cabo, se necesita realización de pruebas a docentes y la autorización del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (SINAGER).

Visita de UNICEF

En la reunión reunión estuvo presenta la nueva directora para América Latina de UNICEF, la hondureña Jean Gough, quien se muestra a favor de explorar medidas para que se reabran las escuelas en Honduras.

«Así como veo que la economía está abierta, todo está abierto, entonces hay que tomar las medidas en esta cuestión de educación», dijo Gough.

La integrante de UNICEF reconoció que se deben asumir riesgos, pero sin miedos, para que no crezca la desigualdad, pues los niños no están aprendiendo y los logros educativos hasta antes de las emergencias que ha vivido el país «se van a perder».

«Un año para un niño pequeño es un montón de tiempo. El niño aprende rápido, pero también olvida rápido, y también creo que un niño pequeño necesita más de un maestro», expresó.


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn.