Talanga: abuelito de 81 años mata a su esposa de 39 y luego se suicida

3857
abuelito mata a su esposa Talanga
Odi Vanessa habría muerto a manos de su esposo Julián, con quien se casó hace poco, según la Policía.

TALANGA, HONDURAS. Un adulto mayor de 81 años y su cónyuge de 39 fallecieron de manera violenta este jueves en el barrio Hacienda de Talanga, municipio de Francisco Morazán.

Se trata de Julián Arguijo Benítez y Odi Vanessa Díaz Pinoth, quienes contrajeron matrimonio el año anterior después de haber vivido en unión libre por un tiempo.

La Policía Nacional hizo el hallazgo esta mañana en la casa de habitación de la pareja -que también era una pulpería- después de que un hermano de la mujer les alertó que la había llamado en múltiples ocasiones y ella no respondía.

De igual interés: Padre e hijo iban a cortar café cuando los mataron en Intibucá

Policía: La mató a disparos y se suicidó

El comisario José Anariba informó que se trataría de un femicidio seguido de un suicidio. Indicó que, en parte, descartan injerencia foránea porque todo acceso hacia la vivienda estaba cerrado.

Asimismo, precisó que los agentes encontraron dinero que pertenecía a ambos fallecidos, por lo que refutó que se haya tratado de un robo, como se manejó preliminarmente en el lugar.

El oficial externó que encontraron un arma en la escena, una revólver 357. «La mujer tiene cuatro disparos en diferentes partes del cuerpo y él tiene solo uno en el área de la sien», acotó.

Según uno de los hermanos de la fallecida, el hombre estaba en estado de ebriedad al momento de lo que ocurrió, no obstante, tal circunstancia aún no ha sido confirmada por las autoridades.

Otro agente en la escena detalló que una de las personas muertas estaba «boca abajo», mientras que la otra sobre su costado izquierdo en la sala del recinto. Además, dijo que lo que levantó sospechas fue que la pareja hoy no abrió el negocio.

Un cañero y una dependienta

Un sujeto llamado Mario Silva, quien se identificó como cuñado de la fémina, lamentó que él tuvo un último contacto con ellos el martes. Agregó que el hombre era un cañero, mientras que ella se dedicaba a atender a los clientes de la pulpería.

«Ellos se llevaban bien con todo el barrio», aseguró Silva, a la vez que manifestó que no tenía ninguna idea de qué habría ocurrido al interior del comercio.

En las próximas horas ambos cuerpos serán trasladados hacia Medicina Forense en la capital con el propósito de hacer la autopsia correspondiente.


Nota para nuestros lectores:

🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp. Haga clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0.