El crimen se está «reestructurando» y va por el más vulnerable, el transporte: ONV

219
octubre violento ONV Honduras
De acuerdo al análisis del Observatorio, en noviembre y diciembre también aumentan los homicidios. Además, los hombres jóvenes son el grupo de la sociedad que más riesgo tiene.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. En Honduras se registra una alta incidencia de crímenes durante el mes de octubre, según confirmó Migdonia Ayestas, directora del Observatorio Nacional de la Violencia (ONV) de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

La experta acotó que el mes en curso ha sido «especialmente violento«. Mencionó, como ejemplo, que tanto el tres como el cuatro de octubre hubo un recuento de nueve personas que perdieron la vida de forma violenta.

En tal sentido, Ayestas comentó que hay indicios que las muertes violentas se deben a que el crimen organizado se está restructurando y que Centroamérica vuelve a reactivarse como un paso de distribución y producción de drogas.

De acuerdo al análisis de Ayestas, en noviembre y diciembre también aumentan los homicidios. Además, los hombres jóvenes son el grupo de la sociedad que más riesgo tiene de ser víctimas del flagelo.

Lea también – Talanga: En un retén, Policía disparó contra joven, denuncian familiares

El rubro más afectado

El ONV reveló que, desde agosto, han muerto 44 integrantes del transporte urbano e interurbano; eso incluye tanto a los cobradores como motoristas y también los despachadores.

Según Ayestas, quienes se dedican a trabajar en ese rubro conforman un grupo de extrema vulnerabilidad y explicó por qué.

«Se vuelve un problema porque le están quitando la vida al eslabón más débil, al que realmente no se puede defender; están enviando mensajes a los dueños de las unidades, con las personas que son más pobres y más indefensas que son los que trabajan en ese rubro», detalló.

Cifras a la baja, ¿por qué?

Empero, el monitoreo de la entidad indica que, al final del año la tasa de homicidios bajaría en unos siete puntos; eso sería de 45 a 38 por cada 100 mil habitantes, pero dado el confinamiento al que se sometió el pueblo hondureño por la emergencia sanitaria de COVID-19.

«El 2019 cerró con 45 homicidios por cada 100,000 habitantes, pero este año la pandemia nos está ayudando a la disminución de los casos casi en un buen porcentaje; por el confinamiento y los toques de queda, habrá una reducción importante», concluyó Ayestas.

El Sistema Estadístico Policial en Línea (SEPOL), por su lado, contabilizó una disminución de 449 asesinatos de enero a agosto; eso, en comparación al mismo período en 2019.


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn