Madre de Enoc cuestiona que se necesite un apellido «pomposo» para encontrar justicia

223
Karina Enoc
Enoc desapareció de casa de su familia paterna desde diciembre de 2019.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Karina Chinchilla, madre del pequeño Enoc Pérez ha pedido de varias maneras que le devuelvan a su hijo, que desde hace casi 15 meses desapareció y la impotencia y desesperación la invaden, por lo que clama a las autoridades por una respuesta.

A través de Facebook, la red social que ha servido de canal para exigir la aparición de Enoc, Karina se preguntó el sábado, por qué a más de un año y pese a la captura de supuestos implicados en el rapto del menor, aún no ha recibido información sobre el paradero de su hijo, o al menos pistas o avances en torno al caso.

Karina afirma que los meses han parecido eternos. La ausencia de su hijo duele y asegura que ya no sabe qué hacer, pues no solo ha exigido respuestas de las autoridades hondureñas, sino que después de haber recibido la nacionalidad española solicitó apoyo internacional. Hará lo que sea por encontrar a Enoc, asevera.

Sin embargo, condena el hecho de no obtener respuesta de las autoridades, arguyendo que necesita tener otro apellido para que se haga justicia en el caso de su hijo.

Lea también: «¿Hasta cuándo seguiré esperando?»: madre de Enoc a la justicia hondureña 

Llamadas falsas 

Desde la desaparición de Enoc, Karina ofreció una recompensa de L 150,000 para quien brinde información sobre el paradero de su hijo. Ante ello, afirmó que son decenas de llamadas las que ha recibido, aunque con información que no abona o falsa.

Desveló que incluso niños la llaman y se hacen pasar por Enoc, haciendo la herida aún más grande.

«No logro entender la maldad de las personas diciéndome que tienen a mi hijo o poniéndome niños al teléfono diciéndome ‘mami ayúdame’. Estoy cansada de ver como se acabó el amor y que no saben lo horrible que es vivir así», publicó en la página de Facebook que creó para buscar a su hijo.

Sin respuesta

El menor permanece desaparecido desde diciembre de 2019 cuando lo raptaron de la casa de sus abuelitos en el barrio Campo Elvir de Tela, Atlántida; desconocidos llegaron, entraron por la fuerza, mataron a tres personas (abuelo, tío y niñera de Enoc) y se lo llevaron, según ha informado la policía.

Entre lagrimas, Karina ha dicho que jamás imaginó que enviarlo a Honduras a pasar vacaciones de Fin de Año sería «la peor decisión». A más de un año de la desaparición de su hijo, sigue sin tener avances del caso y sin conocer sobre el paradero de su pequeño.

Enoc radicaba en España junto a su madre y viajó a Honduras para vacacionar.

Nota para nuestros lectores:

🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp. Haga clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0.