Iudpas advierte: En elecciones de 2021 podrían repetirse fallos de 2017

548
Iudpas elecciones 2021
La advertencia del Iudpas, la recoge el libro «Honduras: persistencia y cambios en la cultura política 1980-2020», escrito por la exrectora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Julieta Castellanos.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El Instituto Universitario en Democracia, Paz y Seguridad (Iudpas), advirtió este miércoles que Honduras celebrará en 2021 elecciones primarias y generales con altas probabilidades de que suceda lo mismo que en el proceso electoral del 2017.

La advertencia del Iudpas, la recoge el libro «Honduras: persistencia y cambios en la cultura política 1980-2020», escrito por la exrectora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Julieta Castellanos.

A través de Efe, Castellanos, dijo que «los órganos electorales no tienen la confianza de la gente y que una vez más quedó en evidencia la debilidad de esas instituciones».

«La gente tampoco tiene confianza en los mismos partidos políticos», enfatizó Castellanos.

La socióloga e investigadora hondureña, señaló que los problemas que se dan en el Consejo Nacional Electoral (CNE) y el Registro Nacional de las Personas (RNP), cuando están próximas las elecciones primarias, crean más desconfianza.

De ese modo, el libro de la exrectora señala que Honduras celebrará este año elecciones primarias y generales «con altas probabilidades de que se reediten las características del proceso electoral de 2017, cuando la debilidad de las instituciones electorales quedó en evidencia, y la falta de confianza y credibilidad de los resultados aportaron al país una crisis de gobernabilidad y de confrontación en el periodo postelectoral que aún persiste».

Nota relacionada: Sin reformas electorales en Honduras, la crisis social no acabará: IUDPAS

Desconfianza también existe en los partidos políticos 

Castellanos indicó que la desconfianza en los órganos electorales del país también existe en los partidos políticos. Lo anterior, se presenta, incluso en el Partido Nacional, que lleva tres períodos consecutivos en el poder.

El aporte del Iudpas, a través del libro de Castellanos, se orienta a que los hondureños conozcan la «paulatina y constante ausencia de los electores en los centros de votación, y un comportamiento de participación y abstención electoral por regiones que se mantiene en porcentajes similares durante la vigencia y después del fin del bipartidismo, a partir de 2013».

Asimismo, la publicación del Iudpas, da la oportunidad de conocer mejor a los electores en sus preferencias políticas.

También muestra el porcentaje de hondureños que no tiene interés en la política y que no está dispuesto a votar por ningún partido.

Además, permite conocer a los políticos y sus relaciones de poder, los procedimientos, los recursos económicos de que disponen y las prácticas que emplean para acercarse a los electores.

El libro subraya que el estudio permite a los partidos políticos y a sus dirigentes dar una mirada retrospectiva y también prospectiva.

Igualmente, aporta pistas a la ciudadanía para exigir cambios institucionales, más allá de las instituciones electorales.

A los investigadores les da la oportunidad de profundizar en los hallazgos, así como en los déficits y fortalezas de otras dimensiones de la democracia.

Lea también: Observación internacional en elecciones 2021 pide el PN a la OEA

¿Qué aporta el libro de la exrectora, Julieta Castellanos?

Castellanos recordó que los mayores porcentajes de votación se registraron en las primeras tres elecciones generales (1981, 1985 y 1989), luego de las que se celebraron en 1980 para elegir la Asamblea Nacional Constituyente que marcó el inicio del retorno a la democracia, después de una década de regímenes militares.

El libro de Castellanos contiene tres capítulos:

  • Participación electoral 1980-2017, una aproximación a la cultura democrática
  • Las estructuras de poder político
  • Y cómo se construyen, cómo se conservan.

La socióloga también rememoró que el regreso a los procesos electorales hace 40 años se asumió con entusiasmo por los hondureños, al menos en la primera década, con una ciudadanía que acudió a las urnas en porcentajes de participación que debieron interpretarse como apoyo al sistema político y a los partidos.

Sin embargo, resultó que los porcentajes de participación en las urnas rápidamente fueron en declive.

«Los partidos políticos ganaron elecciones con porcentajes que evidenciaban el continuo distanciamiento de los electores de los centros de votación. Ese fue el primer indicador de un temprano desencanto», subrayó Castellanos en su nuevo libro.

Comicios electorales

En la actualidad, los dos procesos estarán marcados por las desgracias que Honduras sufrió en 2020 y que también repercuten en 2021:

  • La pandemia de la COVID-19 que lleva diez meses.
  • Igualmente, las tormentas tropicales Eta y Iota, que dejaron fuertes inundaciones en noviembre pasado.

Castellanos expresó que existe preocupación por la «crispación política» que vive el país. Añadio que, en medio de estas desgracias, «no se ven los problemas de fondo» como ser: