Carolina Salinas, esposa de Melvin Bonilla: «Me deja el tesoro más grande»

1900
Carolina Salinas esposa de Melvin Bonilla
Melvin Bonilla y Carolina Salinas compartieron 18 años de matrimonio. Un nuevo episodio de violencia en Honduras les arrebató la amorosa convivencia.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Pese a su desempeño como abogado penalista, trabajar en casos de trascendencia pública y ser exjuez, Melvin Edgardo Bonilla nunca recibió una amenaza, aseguró esta mañana su esposa, Carolina Salinas.

Ayer, el dúo inseparable cumplió con la rutina de siempre. Tomaron una ducha y después desayunaron juntos, antes de irse cada quien para su trabajo.

Sin importar la distancia, siempre se mantenían unidos. Salinas dijo al medio televisivo HCH que no había nada dentro del ámbito laboral o privado que no supieran el uno del otro.

De igual interés: El último estado del abogado Melvin Bonilla dirigido a periodistas

Es así que, aunque cada quien cumplía con sus labores, mantuvieron una conversación por chat hasta las 10:23 de la mañana. A esa hora se registró la última conexión de Melvin al WhatsApp.

No volvería a ingresar a esa aplicación de mensajería, pues fue abatido a balazos cuando se conducía en su vehículo en la colonia Alameda, justo en una cuesta, a pocos metros de un centro asistencial.

«Yo estaba sumamente incrédula de que era él quien estaba en el vehículo», manifestó Salinas, quien también describió que se siente impactada y consternada por lo ocurrido.

Imagen de la escena del crimen del reconocido abogado Melvin Bonilla. Él solía llevar casos de trascendencia pública; defendió en su momento a Juan Antonio «Tony» Hernández».

Olvida el rencor, tiene una prioridad

Seguido, Carolina retrató a su esposo con algunas palabras, diciendo que fue un hombre trabajador, polémico y abierto a los medios de comunicación. Acotó que fueron 18 años los que compartieron como marido y mujer.

«Melvin me dejó el tesoro más grande, que es mi hija. Por ella tengo que seguir luchando hoy, y hacerlo sola, siendo papá y mamá. No puedo estar pensando en una sed de justicia«, declaró.

Por lo que, afirmó que no pide nada a las autoridades. Su petición -y la de su familia- es que Dios derrame un bálsamo sobre ellos, quienes están severamente afectados por la súbita partida de Melvin.

Finalmente, Salinas indicó que la oportunidad para darle un último al jurista será a las 9:00 de la mañana en Jardines de Paz Perpetuo Socorro. Allí descansarán sus restos, mientras la investigación prosigue.


Nota para nuestros lectores:

🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0.