TGU: un taxista, sospechoso de atentar contra su compañero en Hato de Enmedio

329
taxista atentó contra su colega
El detenido se Carlos Josué Izaguirre García y es un supuesto miembro de la pandilla 18.

TEGUCIGALPA-HONDURAS. Por atentar contra su propio colega, agentes de la Fuerza Nacional Antimaras y Pandillas (FNAMP), capturaron ayer el miércoles a un taxista, supuesto integrante de la Pandilla 18, a quien se le vincula con el ataque que se reportó el martes en la colonia Hato de Enmedio de Tegucigalpa, zona central del país.

Al detenido, la FNAMP lo identificó como Carlos Josué Izaguirre García (37), conocido con el alias del «Homero».

Según la FNAMP, este hombre estaría involucrado en los últimos atentados en contra del sector transporte. Asimismo, era quien se encargaba de la recolección de extorsión para la pandilla 18.

De acuerdo con el informe de la FNAMP, luego de investigaciones, se detuvo al taxista por ser el presunto responsable de disparar y atentar contra su propio colega, otro conductor de taxi que milagrosamente se salvó de morir.

El hecho se suscitó en horas del mediodía del pasado martes en un punto de taxis de la colonia Hato de Enmedio. Además, el informe policial asegura que Izaguirre es el conductor de la unidad con registro 2471 de la colonia Hato- Centro que colaboró en el atentado.

Por ese hecho, la FNAMP también arrestó a Mario José Díaz Flores (19), alias «El Gordo», en la aldea Suyapa de Tegucigalpa. A este segundo hombre, las autoridades lo señalan de realizar el delito de cobro de extorsión.

Nota relacionada: Tras luchar por su vida, muere taxista que sufrió atentado en mall capitalino

En la escena quedaron al menos 11 casquillos de bala

Los datos policiales señalan que el martes, dos supuestos sicarios que se conducían a bordo de una motocicleta atentaron contra la vida de un taxista. Estos vaciaron su pistola en la unidad de transporte, sin imaginar, que la persona no estaba al interior del vehículo al momento del ataque.

En la escena del atentado quedaron al menos 11 casquillos de bala, con las que buscaban acabar con la vida de taxista.

Según registros preliminares, en casi un año, Honduras registró 3,252 muertes violentas, cifra que muestra una reducción del 18% en comparación con 2019 cuando hubo 3,985, al menos hasta el 27 de diciembre.


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0.