Martes sangriento en Honduras: aquí el recuento de los crímenes cometidos

170
ola de violencia en Honduras
Lea el recuento de los crímenes ocurridos este martes.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Aún no se termina el primer mes de 2021 y las muertes violentas en el país son «imparables». La ola de violencia que vive Honduras ya deja dolor y luto en más de una docena de familias hondureñas, por lo que, este martes, Diario Tiempo Digital, le presenta un recuento de los crímenes que estremecieron a la población en las últimas 24 horas.

La mayoría de los crímenes se reportaron en la zona norte del país, aunque la ciudad capital no es la excepción.

A primera hora de este día se informó sobre el hallazgo de dos cuerpos descuartizados y esparcidos por las cañeras del sector de Chotepe, en San Pedro Sula, al norte del país.

Se trata de un padrastro y su hijastro a quienes las autoridades los identificaron como Marco Josué Elvir y Lennin Rodríguez (padastro de Marco). Ellos se dedicaban al oficio de la albañilería, y según se informó hace una semana realizaban un trabajo en el Progreso, Yoro.

Otro cuerpo «empaquetado» y desmembrado fue descubierto en el departamento de Santa Bárbara, específicamente en la comunidad de Nueva Celilac.

El cuerpo de la víctima yacía envuelto con varias capas de nylon, sujetas con un trozo de delgado hilo. A un costado, los malhechores le dejaron un cartón con la leyenda «extorsionador.com» escrita con marcador negro.

Nota relacionada: Joprodeh sobre «empaquetados»: Escuadrones realizan «limpieza social»

Más cuerpos «encostalados» y «empaquetados»

Igualmente, a la orilla de una de las calles de la colonia Vida Nueva, en la zona norte, se reportó el hallazgo del cuerpo sin vida de un hombre, el cual estaba «encostalado».

La ola de violencia que vive Honduras también arropó a dos hermanos, quienes fueron acribillados a disparos por desconocidos en la colonia Buena Inversión, sector El Complemento en San Pedro Sula.

El violento hecho se reportó en horas del mediodía de este martes y las víctimas mortales respondían a los nombres de Darlin Danery Palma Sánchez de 21 años de edad y Edinzon Yared Palma Sánchez de 19 años. A ellos individuos armados los sacaron por la fuerza de una casa cuando se disponían a almorzar.

De igual forma, dos personas perdieron la vida la noche del lunes en colonia El Centenario, de El Progreso, Yoro, cuando delincuentes los atacaron a disparos.

También este martes se reportó un atentado contra el dueño de una pulpería en la carretera a Ticamaya, siempre al norte del país.

Según el reporte policial, un sicario a bordo de una motocicleta disparó contra la humanidad del comerciante causándole heridas leves. En el hecho, el supuesto asesino también resulto herido pero logró darse a la fuga.

Otro crimen violento que se reportó es el asesinato de una septuagenaria en la comunidad de San Antonio, departamento de Intibucá, al occidente de Honduras.

La víctima mortal la identificaron como Cornelia Hernández de 75 años de edad. Ella perdió la vida de forma violenta en La Coyotera, de la aldea Santa Teresa, del municipio de San Antonio.

Lea también: Policía asegura que «empaquetados» no están relacionados a temas políticos

Hechos violentos en Tegucigalpa

Otro de los hechos violentos que impactó a tempranas horas de este martes es el descubrimiento del cuerpo de una mujer, a quién sus verdugos, la dejaron «empaquetada» y con un rótulo donde la señalaban de haber matado a siete trabajadores del sector transporte.

El cadáver de la fémina, el cual presentaba signos de tortura, apareció en las cercanías del Parque Nacional El Picacho, en Tegucigalpa.

De igual forma, en horas de la tarde se reportó un enfrentamiento entre miembros de la Fuerza Nacional Antimaras y Pandillas y supuestos antisociales en la colonia El Lolo de Comayagüela.

En el hecho, una persona del sexo masculino perdió la vida y varias  resultaron heridas. Según lo que se informó, el hombre que murió cuando lo atendían en la emergencia del Hospital Escuela es un supuesto miembro activo de la Pandilla 18 que aún no está identificado.

El sector transporte es otro azotado por la ola de violencia que vive Honduras. Y es que este martes, un conductor de taxis casi pierde la vida tras sufrir un atentado criminal en la colonia Hato de Enmedio, de Tegucigalpa. Al transportista lo atacó a disparos una pareja que se conducía a bordo de una motocicleta.

En la escena del atentado quedaron al menos 11 casquillos de bala, con las que buscaban acabar con la vida de taxista.