Cae supuesto religioso por apuñalar a vendedor ambulante en centro de TGU

178
religioso apuñalar vendedor centro
Un supuesto integrante de una iglesia misionera cayó bajo las órdenes de la justicia por supuestamente apuñalar a un comerciante.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Un supuesto integrante de una iglesia misionera está bajo tutela policial acusado de haber apuñalado a un vendedor ambulante en el centro de Tegucigalpa, ciudad capital de Honduras.

El hombre, vestido de blanco, es de los religiosos que utilizan botes de agua reconvertidos en alcancías para recolectar dinero en favor de causas afines a su devoción.

Se identificó a la víctima como Dennis Pérez; a él se le llevó de emergencia al centro asistencial más grande del país, el Hospital Escuela (HE), con al menos cuatro heridas de arma blanca.

Agentes de la Policía Municipal capturaron al presunto agresor -a quien no se identificó- y lo trasladaron a la Jefatura Metropolitana #1 (Core 7).

De igual interés – Atlántida: guardia de seguridad mata a un hombre supuestamente por insultarlo

Prácticas ajenas a la fe

Al lugar también llegaron varios vendedores ambulantes solidarizándose con su compañero. De acuerdo a su versión, como supuestos testigos oculares, la víctima le pidió al hombre que pedía dinero que se moviera, pues estaba ocupando su lugar de trabajo.

Sin embargo, el hombre vestido de blanco no se apartó, se molestó y, al darse la vuelta, sacó un arma blanca y atacó en varias ocasiones al comerciante informal.

Según los demás vendedores, ellos también decidieron ir al Core 7 porque, supuestamente, las autoridades querían dejarlo libre. Además, dudan de que sea un verdadero eclesiástico debido a su comportamiento.

«Al parecer va a la iglesia, pero ¿a qué va a ir a la iglesia si anda bolo? Pide para comprar guaro y, cuando uno no le da, se enoja; también pasa tocando a las mujeres«, expresó una mujer en el lugar.

Otra fémina secundó la declaración vertida por su compañera y aseguró que el aprehendido pide dinero mientras ellos están trabajando. Si no logra su cometido, comienza con sus agresiones, aseguran. «Él llega a ocasionar problemas», acotó la entrevistada.

Por otra parte, señalaron que la Policía Nacional no quería recibir la denuncia del sujeto agredido ya que, según su percepción, «él ya se estaba muriendo». Por lo anterior, habrían dado preferencia a una denuncia de un ciudadano que llegó con un ojo hinchado, por causa no determinada.


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn