Cuarta víctima: niño pierde parte de tres dedos por estallido de mortero

405
niño mortero villa de San Francisco
Un niño quedó con tres dedos afectados luego de que recogió un mortero y este le estalló en la mano. Iba para una fiesta...

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Un niño de solo 10 años quedó con su mano gravemente herida este sábado luego de que un mortero le explotó, en la colonia El Búfalo de la Villa de San Francisco, departamento de Francisco Morazán.

De acuerdo al reporte provisto, el menor iba caminando por la calle y se dirigía a una fiesta de cumpleaños. De repente, se encontró un artefacto explosivo que estaba sobre el pavimento; cuando intentó tomarlo, estalló súbitamente.

La familia lo auxilió como pudo e hizo la gestión para su rápido traslado hacia el Centro Hondureño para el Niño Quemado (CEHNIQ). No obstante, ante la gravedad de la lesión, se le remitió al Hospital Materno Infantil. Allí lo atendió un especialista en ortopedia.

De igual interés – Antesala de Navidad: Wilson Berríos envía mensaje a padres sobre la pólvora

El galeno detalló que el pequeño sufrió la amputación traumática de distal y media falange de un dedo; mientras que, de otro, aquejó la pérdida de falange distal y media. El tercer dedo también resultó afectado.

En otros términos, lo anterior significa que el niño perdió parte del dedo pulgar, índice y del dedo medio. También recibió la visita de cirujanos plásticos quienes le hicieron una evaluación.

Consecuencias de la manipulación de pólvora

Con el caso en mención, ya se reportan cuatro incidentes en Honduras relacionados a la pólvora en este tiempo festivo de 2020. Faltan solo cuatro días para la Navidad, por lo que el registro podría aumentar y los padres deben cuidar a sus hijos.

El primer caso fue el de Justin Joshua Hernández, de solo 15 años de edad, a quien le explotó un “cuete” en su mano derecha, dejándolo con severas quemaduras. Eso ocurrió el 26 de noviembre.

Cuatro días más tarde, el 30, se registró la primera incidencia mortal. Nerlyn Josué López, de 23 años, falleció en Los Rincones, Choluteca, luego de que un mortero le estalló en el área abdominal.

El otro caso, que causó mucha conmoción, fue el de Cristian Abigail Aguilera, de 24 años. Al parecer, ella se encontró con un mortero en la calle; cuando se agachó a recogerlo, de inmediato explotó en su mano. Perdió tres dedos.


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn