MP presenta requerimiento fiscal contra tres cirujanos plásticos por mala praxis

519
MP
MP requirió a los tres cirujanos plásticos que habrían intervenido a la joven Anna Lucia Barahona Paz.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El Ministerio Público (MP) presentó este día un requerimiento fiscal contra tres cirujanos plásticos por una mala praxis médica y «negligencia inexcusable» en la prestación de un servicio.

En ese sentido, la Físcalía de Protección al Consumidor y Adulto Mayor (Fepcam) dio a conocer que los señalados son: Oscar Edgardo Sarmiento Serrano, y Milton Aman Gonzáles Navarro, acusados de homicidio culposo por mala praxis médica. Y también Flavio Mauricio Aguilera Cerna, por negligencia.

La persona afectada a consecuencia de, supuestamente, la errónea práctica de estos profesionales de salud fue la joven Anna Lucia Barahona Paz.

Mala praxis
El MP lleva este caso desde el 2015 por una denuncia interpuesta por sus los familiares de la víctima.

Investigación: 

La investigación del MP señala que el 5 de noviembre de 2015, Barahona Paz ingresó a la Clínica Plástica Estética Florencia. Una vez dentro de dichas instalaciones. El médico Sarmiento Serrano le hizo una Dermolipectomía, con el objetivo de extraer el exceso de grasa abdominal.

Según el informe, este proceso inició a las 8:00 de la mañana y finalizó a eso de la 1:30 de la tarde. «Durante la recuperación, la ofendida presentó convulsión, pero posteriormente fue estabilizada, siendo dada de alta», reza el informe.

Lea también: Encostalado dejan cadáver de universitario en San Pedro Sula

Autorización para viajar

Posteriormente, a la paciente se le autorizó viajar 12 días después de la cirugía a su ciudad natal, Roatán. Sin embargo, Barahona Paz, ese 17 de noviembre comenzó a sentir malestar en la herida quirúrgica.

«Cuatro días después llegó a Tegucigalpa y fue ingresada a una clínica recibida por Gonzáles Navarro (infectólogo). Ella presentaba síntomas de fiebre y diarrea e hipertensión arterial», señala la investigación.

«El 23 del mismo mes, una nefróloga del hospital, luego de atender a la paciente, reportó polipnea (aumento de la frecuencia y aumento de la profundidad respiratoria), taquicardia y observaba resequedad y mucosa oral. De igual manera, en los exámenes se determina: leucocitos, plaquetas con incremento rápido progresivo, infecciones respiratorias agudas, sepsis severa secundaria a foco gastroentérico».

Seguidamente, el documento relata que el intensivista Aguilera Cerna también realizó una evaluación a la paciente. Encontró: disminución de la producción de orina o fracaso renal agudo, insuficiencia respiratoria metabólica grave y coagulo-patía (coagulación de la sangre).

«La ingresaron a la unidad de cuidados intensivos y se le sometió a hemodiálisis. Ya la situación de la paciente se agudizó más. Presentó síndrome de dificultad respiratoria aguda con un pronóstico de mortalidad del 89.8 por ciento», indica el documento.

Mientras esto sucedía, los familiares se trasladaron al Hospital Escuela Universitario (HEU) donde fue intubada. Presentaba acrocianosis en extremidades inferiores. Pero contra todo pronóstico, la paciente logró recuperarse y actualmente es una joven muy sana.

Sépalo:

La clínica declaró el 30 de noviembre, 25 días después de la operación, muerte cerebral en condición crítica irreversible.

Es preciso mencionar que las investigaciones exponen que el Instituto de Cirugía Plástica Florencia en 2015 no contaba con la licencia sanitaria.

Florencia fue constituida en 2001, por lo que, según este informe, operó durante 14 años sin la licencia sanitaria. Tampoco presentaba los requisitos mínimos de salubridad y seguridad.