Menor de 15 años, primera víctima de pólvora previo a temporada Navideña

420
menor víctima de pólvora
Justin, será intervenido quirúrgicamente por segunda vez y presenta una quemadura de segundo grado.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Previo a la temporada Navideña de 2020, que está próxima a iniciar, un menor de 15 años de edad resultó gravemente herido en su mano derecha, por los efectos de la quema de pólvora.

A consecuencia de ello, el menor habría sido ingresado en las últimas horas a la Fundación para el Niño Quemado (Fundaniquem), en la capital de Honduras. De acuerdo a la información revelada por las autoridades de Salud, la víctima presenta severas quemaduras, tras manipular pólvora.

El menor, que responde al nombre de Justin Joshua Hernández, es originario del municipio de Orica, departamento de Francisco Morazán; se convirtió en la primera víctima de la pólvora en la antesala a la Navidad en Honduras.

Lea también: Dos niños mueren por dengue grave en el Hospital Materno Infantil 

De acuerdo a información preliminar, el menor sufrió el accidente cuando pretendía incinerar un cohete dentro de un fogón, pero que la mecha del mismo era corta, lo que provocó que el artefacto le explotara en su mano derecha.

El médico pediatra, de la unidad de quemados del Materno Infantil del Hospital Escuela, el doctor Darío Zúniga, detalló que es una quemada de segundo grado y Justin recibirá una segunda intervención quirúrgica.

No obstante, el médico explicó que afortunadamente el menor no perdió ninguno de sus dedos, solo presentó daños en el tejido.

“La quemadura le afectó el dedo índice y medio de la mano derecha, afortunadamente sin causarle mutilación, solo hinchazón y dolor”, expresó el experto.

Sugerencias del especialista

Debido a lo suscitado con Justin, el profesional de la salud señaló que para esta Navidad no desean tener una estadística de niños quemados. Por lo que, aconseja a los padres de familia, estar al pendiente de sus hijos y evitar que manipulen productos con pólvora.

Además, hizo un llamado a los padres de familia que aunque ha sido un año difícil por la pandemia y los huracanes, no descuiden a los menores en esta temporada Navideña, donde suelen darse este tipo de hechos.

“Los accidentes en casa son prevenibles, no queremos tener niños quedamos, o que pierdan alguna parte de su cuerpo”, concluyó Zúniga.


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace:https://bit.ly/tiempodigitalhn