Una margarita, un dólar: bar en Washington dona a damnificados por Iota

146
margarita damnificados iota
Por cada margarita comprada en el famoso bar, se donará un dólar a los hondureños afectados.

La solidaridad hondureña no tiene fronteras. Son muchas las personas en todo el mundo que han unido sus esfuerzos para apoyar a los damnificados por los huracanes Eta Iota, que golpearon todo el territorio hondureño dejando millones de lempiras en pérdidas.

Kevin Banegas es un hondureño que vive en Washington, Estados Unidos, desde 2014. Él buscó una forma original de ayudar a sus compatriotas, luego de ver la trágica situación en la que se encuentran a causa de los fenómenos naturales.

Banegas, con el apoyo del bar y restaurante de comida hondureña y latina, El Techo y Benitos, encontraron cómo cooperar con los damnificados por Iota y Eta en Honduras a través de sus famosas margaritas.

Por cada margarita comprada en el famoso bar ubicado en el distrito de Shaw, Washington DC, un dólar irá para los damnificados en Honduras.

Cada uno de estos cócteles compuestos por tequila, triple sec y jugo de limón, tiene como fin beneficiar a las más afectados por estas tormentas tropicales.

Lea también – CN aprueba ley que facilita donaciones internacionales y desembolso de alcaidas 

Otras acciones de ayuda

Además de cada dólar recibido por las margaritas, estos hondureños iniciaron una campaña de recolección de donaciones a través de la plataforma GoFundMe.

Igualmente, realizarán una recolección de víveres para echarle una mano a los compatriotas que perdieron sus pertenencias a causa de Iota y Eta.

Por su parte, este restaurante también se unió a la causa mandando canastas solidarias con comida y ropa hacia Honduras.

Según relata Kevin Banegas, «el apoyo traspasa culturas». Muchas personas de Centroamérica y otros países latinoamericanos han puesto de su parte para realizar donaciones y apoyar Honduras.

Si deseas ayudarle con esta causa y donar a través de GoFundMe puedes hacerlo aquí.

Con este conjunto de acciones, estos hondureños en Estados Unidos encontraron una forma de ayudar al país en estos momentos de emergencia.