DE MUJERES| Diez remedios caseros para combatir la piel grasa

0
789
remedios caseros piel grasa
A primera vista, la piel grasa parece brillante y grasosa, a veces deshidratada.

REDACCIÓN. La piel grasa en el rostro es producida por las glándulas sebáceas de la epidermis, medicamente se dice que generalmente es heredada, sin embargo, se puede originar por cambios hormonales, el período menstrual, el embarazo o la menopausia.

A primera vista, la piel grasa parece brillante y grasosa, a veces deshidratada, la tez de la piel está apagada o áspera. También presenta poros dilatados, granos, enrojecimiento y cicatrices dejadas por el acné.

A continuación, te presentamos remedios caseros si quieres controlar la piel grasa de tu rostro, sin gastar mucho dinero:

Primero que nada, antes de colocar cualquier producto, procura mantener el cutis limpio. La piel grasa atrae bacterias y suciedad, por lo que es propenso a tener acné y puntos negros.

Para mantener limpio el cutis, lávala dos veces al día con agua tibia y, antes de finalizar, enjuaga con agua fría para cerrar los poros.

Aceite de oliva virgen

Este tipo de aceite regula las glándulas sebáceas, por lo que producen menos grasa. Puedes poner un poco de aceite de oliva después de lavarte la cara por las noches.

Papa

Hierve una papa, machácala y agrégale dos cucharadas de leche, migas de pan y unas gotas de limón. Úntalo en el rostro y déjalo reposar durante 20 minutos. Enjuaga con agua fría.

Romero

Muele hojas secas de romero, mézclalas con una cucharada de miel y una yema de huevo. Aplica en toda la cara y el cuello, deja reposar durante 20 minutos y luego lava con agua caliente.

Le puede interesar: DE MUJERES| Los ocho increíbles beneficios de no usar maquillaje

Avena

Mezcla una clara de huevo a punto de nieve, jugo de un limón y avena hasta formar una pasta. Aplícalo y déjalo reposar durante 10 minutos. Lava con agua fría.

Aloe vera o sábila

El gel que se desprende de la sábila funciona como astringente regulador de la grasa que produce el rostro. Aplica el aloe vera sobre el rostro limpio y déjalo actuar por 30 minutos o bien toda la noche. Al tratarse de un producto natural no habrá reacciones secundarias.

Agua de pepino

Corta un pepino en rodajas y sumérgelas en 200 mililitros de agua y deja reposar por cuatro horas. Empapa un algodón con el agua y pásalo por todo tu rostro. El agua mezclada con el pepino funcionará como astringente

Té verde

Las propiedades del té verde funcionan como un astringente que reduce los poros. El uso constante de esta agüita en el cutis mejorará su apariencia. Aplica el agua del té en un pequeño atomizador y úsalo todos los días después de lavar tu rostro.

Vinagre blanco y agua de rosas

En ¼ de agua de rosas mezcla una cucharadita de vinagre blanco y revuelve. Sumerge un algodón o gasa en el agua y sobre el rostro limpio aplica el tónico. Puedes usar el agua dos veces al día.

Fécula de maíz

La maicena tiene un poder astringente, logra absorber la grasa sin resecar, además relaja la musculatura del rostro, ayuda a alisar las arrugas. Mezcla una cucharada de fécula de maíz con leche o miel, hasta lograr una crema y aplica sobre la piel de tu rostro una vez a la semana.


Nota para nuestros lectores:

🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0