21.7 C
San Pedro Sula
jueves, enero 27, 2022

Cohetes: los 3 errores de manipulación que provocan tragedia

Debes leer

Natán M. Márquez
Periodista apasionado.

Antes, “cuanto éramos niños”, no existían los morteros que hay ahora, “eran cohetes de, como mucho, media pulgada”, esas fueron las primeras palabras del coronel Marco Antonio Artica, del Cuerpo de Bomberos, al momento de ser consultado sobre por qué hoy en día hay numerosos casos de niños y adultos quemados o amputados por pólvora en temporada navideña.

Hasta la fecha, ya son cuatro los menores atendidos por quemaduras de pólvora, un número bajo en comparación con años anteriores, “pero la meta debe ser siempre mantenerse en 0“, dijo el coronel.

La información brindada por la Fundación Hondureña del Niño Quemado (Fundaniquem) indica que, recientemente, un niño de Intibucá ingresó con su rostro prácticamente desfigurado producto de la manipulación de un mortero, y días antes, procedente de Choluteca, una niña fue internada con su mano destruida también por la explosión de uno de esos artefactos.

Los graves daños que los cohetes están provocando a los más pequeños evidencian cuán peligrosos son, y por esa razón, el coronel Artica conversó con Diario Tiempo y dio a conocer algunas de las situaciones que conducen a que ocurra un accidente así, con la intención de que los padres tomen consciencia y sean más cuidadosos con sus hijos durante las fiestas decembrinas.

Algunos cohetes son de potencial peligro.

Cohetes, ahora son peligrosos hasta para los adultos

Como primer punto, Artica aclaró que los cohetes de hoy en día son un peligro tanto para niños como para adultos, de hecho, mencionó que ya ha sido testigo de las heridas que esos artefactos pueden provocarle a una persona mayor.

“Ahora ya no son sólo ‘petardos’ pequeños, sino que la industria de la pólvora hace morteros” que son un peligro en potencia “y los venden al público en general, cosa que antes no ocurría”, recordó.

Seguidamente, mencionó que, en su mayoría, las quemaduras por pólvora ocurren luego de una mal manipulación del explosivo, error que comenten tanto niños, adolescentes y adultos. Pero, ¿qué es lo que se considera una “mala manipulación” de pólvora?

La mayor cantidad de pólvora de produce en el occidente del país.
1. Lanzar con la mano cohetes de gran potencia

Según Artica, y basándose en su experiencia”, una de las acciones comúnmente hechas, pero que pueden acabar en tragedia es manipular un explosivo poderoso con la mano, encender su mecha y luego lanzarlo. Esta práctica es incorrecta y peligrosa, comentó.

“Lo ideal es ponerlo en el suelo, prenderlo y salir corriendo, así como cuando se dice ‘sálvese quien pueda'”, recomendó él

2. Recoger un cohete que “no reventó”

Cuando un mortero, cebolla o bomba no explota luego de ser lanzado o puesto en el suelo, hay quienes comenten el error de acercarse a él y recogerlo con la mano. Esta acción provoca que la llama en la mecha del artefacto de se reavive y estalle.

“Cuando levantamos el mortero éste se recibe oxígeno y luego explota. Por eso, si un cohete no le sirvió, mejor déjelo en el suelo y échele agua (…) mejor que pierda el dinero que gastó y no uno de sus dedos”, comentó.

En algunos municipios la venta de pólvora está prohibida, por tanto, la Policía la decomisa.
3. No quitarse los residuos de pólvora de las manos y ropa

Y otro “error” común es no lavarse las manos luego de manipular pólvora para quitarse los residuos. Cada vez que una persona toma un cohete, sus dedos se manchan de gris, eso es pólvora. Los rastros de ese combustible pueden entrar en contacto con una llama mientras todavía están en su piel o vestimenta, y de este modo, provocar quemaduras.

¿Qué haces cuando alguien sufre quemaduras?

Hay padres de familia que cuando su hijo sufre alguna quemadura producto de la pólvora utilizan métodos caseros para tratar la herida, pero esta práctica puede ser más perjudicial que beneficioso, según el coronel.

“Lo primero que se debe hacer es llevar al niño al centro asistencial más cercano. No nos podemos poner nosotros a creer que, como dicen, la pasta de dientes es buena, que la gelatina, que las cremas hidratantes… NO”, criticó.

Cuando ocurre una quemadura, “no sabemos cómo está el tejido, por eso lo mejor es que primero unos especialistas examinen”, agregó.

La pólvora puede causar varios tipos de quemaduras:

  • Quemadura de primer grado: son aquellas que presentan un ligero enrojecimiento en la piel, se dan por exposición al sol o por contacto con un objeto caliente.
  • Quemadura de segundo grado: aquella donde en la piel hay ampolla, el tejido destruido es más profundo. Es preciso recurrir al médico.
  • Quemadura de tercer grado: lesionan tejidos profundos. Requiere atención del médico.
El DC prohíbe la venta de pólvora desde hace años.

Nota para nuestros lectores: 

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp. Haga clic en el enlace: https://bit.ly/2Z2UF3j.

Más noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Hoy en Cronómetro