Médicos hondureños piden «no satanizar» efectos de vacunas AstraZeneca

344
vacuna antiCovid de AstraZeneca
Galenos indicaron que la vacuna de Moderna provoca similares efectos secundarios que la de AstraZeneca.

HONDURAS. Médicos hondureños piden «no satanizar» los efectos secundarios que provoca la vacuna antiCOVID-19 de la farmacéutica AstraZeneca, que ya se aplicó a más del 50 por ciento del personal que combate en primera línea la pandemia en el país.

De acuerdo con el presidente de la Asociación de Médicos del Instituto Hondureño de Seguridad Social del (IHSS), de San Pedro Sula, Carlos Umaña, en el país se ha creado mucho resquemor contra la vacuna anticovid de AstraZeneca y no es cierto que le estén achacando muchos efectos secundarios que son normales en todas las vacunas.

«Muchos de los que nos vacunamos con la de Moderna, nos pasó igualito, fiebre, dolor de cuerpo. Todas dan esos efectos. La vacuna de AstraZeneca lleva más de 30 millones de dosis y nadie se ha muerto y los eventos trombóticos ya, matemáticamente demostró la EMA que no se relacionan a la vacuna. Yo aquí no sé y no entiendo porque muchas personas querían las vacunas y ahora no las quieren y otro tipo de vacuna no la vamos a ver en nuestro país definitivamente», señaló el galeno.

El pasado 16 de marzo, la SESAL inmunizó a personal médico de Comayagua.

Lea también: Microbiólogos: Vacunas falsas podrían ya estar circulando en Honduras

«Satanizan una vacuna que es muy buena»

Umaña, reprochó que satanizan una vacuna que es muy buena y que «empieza a dar una luz en el túnel» referente al aumento de casos de la COVID-19 en Honduras.

«Recordemos que esa es la que compró el IHSS y esa es la que COVAX nos va a mandar, o sea que van hacer inoculados más de dos millones de hondureños con esas vacunas», aseguró.

En ese sentido, el profesional de la medicina reiteró que satanizan demasiado la vacuna de AstraZeneca cuando es lógico que todas tengan efectos secundarios.

«La rusa, Johnson & Johnson, Moderna, Pfizer, hasta la china tiene efectos secundarios, no hay ninguna que no los tenga. Aquí pretenden satanizar y es una cuestión que si no se quiere aplicar la vacuna, no se le va aplicar porque no hay. No tenemos la capacidad para comprar Pfizer y Moderna. De Sputnik ya dijeron cuántas nos van a vender, entonces no podemos despreciar las que compró el IHSS y que dará COVAX, pero aquí están armando una tormenta en vaso con agua y no lo veo yo correcto esa situación», concluyó Umaña.

vacuna antiCovid de AstraZeneca
Doctor Carlos Umaña.

Doctor Samuel Santos: «Efectos secundarios son totalmente normales»

De su lado, el doctor, Samuel Santos, expresó a Tiempo Digital que, hasta el momento, los efectos secundarios de la vacuna antiCOVID-19 de AstraZeneca son totalmente normales.

«En el caso de AstraZeneca es una vacuna no parecida a la de Moderna o Pfizer, porque tienen diferentes manifestaciones, pero todas las vacunas van a producir una reacción antígeno-anticuerpos. Es una reacción inmunológica que va a producir dolor en el sitio de la vacuna, dolor de cabeza, fiebre, dolor en el cuerpo. Eso se puede dar de 24 a 72 horas. En algunas personas pueden presentar náuseas o vómitos. Cuando decimos que puede nos referimos a que podrían ser las posibilidades que se dan», explicó el galeno.

Doctor Samuel Santos.

Sin embargo, aseguró que esos efectos van pasando poco a poco con el manejo que es bien sencillo. Este consiste en tomar acetaminofén para el dolor y la fiebre y líquidos para hidratarse.

«Lo más peligroso es en el momento de la inoculación que puede dar una anafilaxia, que es una alergia a la vacuna, pero eso se mira de inmediato. Por eso, a las personas cuando se vacunan, se dejan en observación 15 o 20 minutos. Si no pasa nada, se le manda a la casa, y se le recomienda que tome acetaminofén, que repose y tome líquidos», puntualizó.

Algunas personas van a presentar mayores síntomas 

Santos recalcó que algunas personas van a presentar mayores efectos y otras menos, pero es como cuando se vacuna a los niños que presentan fiebre el día siguiente de la vacuna, se ponen llorones, les baja el apetito pero a los tres días comienzan a recuperarse.

«No hay que exagerar que las reacciones secundarias van a ser peligrosísimas, para nada. Hasta la fecha millones de personas ya se han vacunado y reacciones graves son muy pocas. No llegan ni al 0.025 por ciento, es decir que es mínimo lo que se ha presentado como cualquier otra vacuna que están en este momento. Son totalmente normales las reacciones secundarias», finalizó el médico.