Marcovia: por cobrar una deuda, decapitan a anciano dentro de su pulpería

780
decapitan a anciano en Marcovia
Un adulto mayor que era dueño de una pulpería murió luego de que un cliente lo agarró a machetazos.

CHOLUTECA, HONDURAS. Un adulto de 60 años de edad murió decapitado la mañana de este miércoles en la aldea Monjarás, municipio de Marcovia, Choluteca en la zona sur del país.

El hombre, a quien se identificó como Lázaro Hernández, era dueño de una pulpería. Como parte de ese negocio, cobró una deuda que un ciudadano tenía pendiente con él; no obstante, el deudor no lo tomó bien.

Se informó que Selvin Navarrete comenzó una acalorada discusión con el sexagenario, después tomó un arma blanca (machete) y procedió a atacarlo. Infirió múltiples machetazos al anciano hasta que lo decapitó.

Lea también – Santa Bárbara: capturan a hombre que mató y quemó a la prima de su esposa

Atrapan el presunto homicida

Momentos más tarde, la Policía Nacional llegó a la escena y efectuó un perímetro para evitar el tránsito por allí de vehículos y personas. Además, evaluaron el área en búsqueda de pruebas periciales para dilucidar los detalles del hecho.

Después, un equipo realizó un patrullaje en la zona con la intención de encontrar al autor del crimen. La labor policial rindió frutos; se aprehendió al sospechoso (Navarrete) mientras limpiaba precisamente un líquido rojo de un machete.

Es oportuno precisar que ese arresto se produjo en la misma aldea donde se presuntó el hecho sangriento. Luego, las autoridades se lo llevaron a la Unidad Metropolitana Policial (UMEP) #6.

Al momento de la detención, el sujeto vestía una camisa sin mangas color negra y también una calzoneta azul tipo jean. 

Selvin Navarrete es el presunto homicida del señor Lázaro Hernández, según la Policía Nacional.

En cuanto al occiso, el personal de Medicina Forense llegó al lugar para hacer el levantamiento cadavérico correspondiente y después hacer la autopsia. Luego, entregarán los restos mortales a su familia para que efectúe los homenajes póstumos y un digno sepelio.

Una mujer llegó a la casa de Hernández a lamentar lo sucedido. Se identificó como una compañera de devoción religiosa del ciudadano de la tercera edad.

“Él asistía a la iglesia; era tranquilo, amigable y servicial. Estamos consternados y conmovidos por lo que ocurrió”, manifestó la fémina de manera anónima.


Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn