Iota: Sobrevuelo sobre el Villeda Morales; parece cualquier cosa menos aeropuerto

1540

San Pedro Sula. Visto desde el aire, a apenas unas horas después de que la tormenta tropical Iota afectara el territorio hondureño, el Aeropuerto Internacional Ramón Villeda Morales parece cualquier cosa menos eso.

Conocido en el mundo de la aeronavegación como “La Mesa”, la terminal aérea ubicada entre las ciudades de La Lima y San Pedro Sula, amaneció este miércoles como una isla rodeada por todas partes de agua sucia.

Las paredes blancas del edificio principal del aeropuerto, resaltan entre la corriente de las aguas del río Chamelecón que lo han anegado.

Podría interesarle: ¿Cuándo retomará vuelos el Aeropuerto Villeda Morales?

Las imágenes han vuelto a ser las mismas que se captaron hace dos semanas, cuando pasó por aquí la depresión Eta.

Y como si se tratara de una vivencia cíclica, lo que se ve también remonta a 22 años atrás, cuando Mitch hizo estragos en Honduras.

Un sobrevuelo de reconocimiento hecho este miércoles deja ver los estragos de la naturaleza sobre esta obra civil hondureña.

Construido para tender puentes y acortar distancias, el aeródromo luce desde el aire inoperable.

Está protegido con bordos de contención, de las posibles subidas del caudal del río Chamelecón, pero ni esto ha podido salvarle.

Como también sucedió en 1998, esos bordos ya habían cedido la semana pasada, por causa del temporal de Eta.

EL AGUA EMPIEZA A CEDER EN EL VILLEDA MORALES

Desde el aire, temprano, esta mañana no se veía ni las pistas de rodaje y aterrizaje, ni los estacionamientos para vehículos. Sí se observaba la terminal de carga cuya rampa también es invisible. Pero con el paso de las horas, durante la mañana comenzó a asomar una de las pistas.

Por encontrarse montada sobre una pronunciada base de concreto, sí se ve desde el aire la torre de control.

También se observan los techos de los hangares vecinos, donde había algunas aeronaves que buscaron refugio en otros aeropuertos regionales antes de que llegara la tormenta Iota.

La base aérea militar Armando Escalón, vecina del Ramón Villeda Morales, ha corrido mejor suerte.

De hecho, desde su plataforma, que está libre de inundación, están despegando algunos vuelos humanitarios.

En las tomas apenas alcanza a verse el nombre del aeropuerto. El resto está bajo el agua.
En las tomas apenas alcanza a verse el nombre del aeropuerto. El resto está bajo el agua.

Pero la inundación no es única en el Aeropuerto Villeda Morales. Sus vecinos: las colonias Sitraterco, La Planeta y Celeo Gonzáles lucen en las mismas circunstancias.

La nueva administración del aeropuerto había informado la semana anterior que la terminal estaría operable en unos 35 días.

Con la nueva inundación, quién sabe.


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn