HISTORIA HUMANA| Sindy Zelaya, madre de tres, maestra y emprendedora olanchana

1574
Sindy Zelaya emprendedora
Sindy Zelaya es una joven olanchana que es madre, maestra y emprendedora a la vez.

Ser madre, maestra y emprendedora son solo algunas de las capacidades de la joven olanchana, Sindy Gabriela Zelaya, quien agenda muy bien su tiempo para poder cubrir todas sus obligaciones.

La pandemia del COVID-19 ha dejado un aspecto muy positivo, hacer que muchas y muchos hondureños tomen la decisión de emprender.

En el caso de Sindy, ella optó por realizar postres y llenar de dulzura con sus especiales productos a todos los vecinos de Juticalpa, en el departamento de Olancho.

Deli Churritos
Mezclar harina, huevos y azúcar no fue algo que se le dificultara a esta maestra, ya que una de sus grandes pasiones es la cocina.

Su pequeña empresa se llama «Deli Churritos», la cual funciona a través de las redes sociales para poder dar a conocer sus creaciones. Diario TIEMPO Digital conversó con ella para que nos comentara un poco de su rutina diaria.

«Deli Churritos»

Sindy comentó que la idea de emprender su negocio de postres surge de la pandemia, cuando cada tarde rezaban junto a su madre la coronilla de la Divina Misericordia y ella realizaba la merienda para cuando terminaban la actividad. A todos les encantaba los alimentos que les preparaba.

Y, pues ella también los publicaba las fotos en sus redes sociales, estados de Whatsapp y así a las personas les iba entrando la tentación de probar los productos.

Luego su mamá, Doña Vilma Zelaya, le pidió que le hiciera churros para llevara a su trabajo y compartir con sus compañeras a la hora del café.

Deli Churritos
El producto inicial del emprendimiento de Sindy fueron los churros españoles.

La joven emprendedora y madre destacó que a ella siempre le encantó la cocina y pues se animó a realizar todos los postres para venderlos. Empezó ofreciéndolos a través de sus redes para que quien los desea probar realizara sus pedidos con anticipación.

El menú de dulces alimentos de esta olanchana, varía desde churros españoles, fried oreo (que son galletas oreo envueltas en una mezcla especial), pastel de cuatro leches, fruti churros, cheesecake de diferentes sabores, entre otros.

Cada uno de los antes mencionados, va acompañado de otro tipo de sabores adicionales a opción del cliente; dulce de leche, chocolate líquido, leche condensada, jaleas y otros que se fusionan para crear una eterna dulzura en el paladar.

Deli churritos
A medida fue expandiendo el negocio, agregó más productos al menú.

El negocio ha ido creciendo

Poco a poco se fue extendiendo por Juticalpa, que la profe Sindy realizaba estos deliciosos postres, por lo cual sus vecinos no dudaron en apoyar su emprendimiento. Actualmente cocina solo por las tardes y realiza los servicios a domicilio.

Sindy Zelaya, explicó que realiza su venta en horas de la tarde por que es el rato en que la gente toma su taza de café y ya está en la comodidad de su casa. Además, ahora cubren servicios para eventos especiales, tal y como lo solicite el cliente.

Deli Churritos
Una de las especialidades preparadas por Sindy es el cheesecake de limón, pero en el menú se encuentra también el de fresa y maracuyá.

Y estos pedidos especiales, van desde cantidades grandes del producto, tamaños y sabores en particular, horas específicas. La emprendedora dice que para ella es esencial cumplir con todos estos aspectos, porque para el cliente «lo que pida».

Deli Churritos
Esta es una de las bandejas que Sindy ofrece para los eventos especiales, y son a gusto del cliente.

 Madre de tres

Es, orgullosamente, madre soltera de tres niños, Gabriel, Gabriela y Mía Raquel, ella misma comenta que son su mayor motor de vida y por ellos da el todo por el todo.

Y esto lo demuestra acompañándolos en horas de la mañana en sus clases virtuales. «Ser madre de tres estudiantes no es tarea  fácil», señaló. Pero, ella sabe manejar muy bien los espacios en su día y cubrir con toda su apretada agenda.

Los tres pequeños son alumnos con excelencia académica de un centro educativo privado de Juticalpa. Y en sus clases virtuales son sumamente responsables, llenando cada vez más de satisfacción a su joven madre.

Lea también – HISTORIA HUMANA: Erika Bonilla, de reclusa de PNFAS a emprendedora

Maestra de educación básica

Tal parece que esta joven olanchana es multifacética, ya que también se desempeña como maestra de un centro de educación básica gubernamental en Juticalpa. Ella comentó que asigna todo tipo de trabajo a sus alumnos, se reúne con los padres en los momentos indicados.