Honduras: Con 6 meses de embarazo, maestra cruza río para dar clases a niños Pech

314
Maestra cruza río para dar clases
Niños de zona rural, los más afectados con modalidad de clases virtuales.

OLANCHO, HONDURAS. María Lourdes Hernández, es la maestra que desafía la COVID-19 y hasta cruza un río para dar clases, pese a que está en su sexto mes de embarazo; asegura que su vocación no le permite dejar sin el pan del saber a quien lo necesita.

Hernández, es una maestra hondureña de educación primaria. Se encuentra en estado de embarazo y día con día se enfrenta a los peligros de contagio del virus. Además, viaja cerca de dos horas en motocicleta y canoa, para poder llegar al lejano caserío en donde está ubicada su escuela.

Desde el mes de marzo, las clases fueron suspendidas en todos los centros educativos, tanto privados como públicos, a nivel nacional. Sin embargo, Hernández no ha dejado de impartir clases a los niños indígenas Pech del caserío La Bolsa, en el municipio de San Esteban, jurisdicción del departamento de Olancho.

Léase también: «Me arrebataron a mi muchachito»: madre de niño asesinado en El Progreso

Junto a su esposo e hijo, maestra cruza río

La docente hace su recorrido en compañía de su esposo y su pequeño hijo de un año y medio. La docente viaja a diario durante una hora en motocicleta, para luego cruzar un río a bordo de una canoa.

La maestra lleva consigo a su hijo, cuando se dirige al centro educativo donde imparte clases.

La determinación de realizar esta faena diaria, pese al confinamiento por COVID-19 desde marzo, se debe a que las clases en esta zona del país, deben ser estrictamente presenciales.

Esto, debido a que en la región se carece de recursos económicos, por lo que, no se cuenta con dispositivos tecnológicos, ni se dispone de una red de internet. Equipamiento básico para la recepción de clases virtuales.

Cabe mencionar que, actualmente, la nueva modalidad de clases virtuales, se precisó para que los niños y jóvenes no perdieran el año escolar.

Ante esto, María Lourdes asegura que la educación cambia vidas. Por lo cual, a pesar de la pandemia, sigue atendiendo a sus alumnos de la «Escuela Rubén Darío» del caserío La Bolsa.

A su vez, aseguró que las clases son impartidas aplicando todas las medidas de bioseguridad, lo que ha permitido que hasta hoy, siga sin contraer la enfermedad.


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn