24 C
San Pedro Sula
sábado, agosto 13, 2022

Doce vehículos de marca inesperada que te sorprenderán

Debes leer

REDACCIÓN. En esta ocasión repasaremos doce vehículos que, a lo largo de la historia, se han vendido bajo “marca de conveniencia” en determinados mercados, fruto de acuerdos de producción o licencia o de asociaciones temporales en grupos que ya no existen.

Alfa Romeo Ondine

Alfa Romeo Ondine
Alfa Romeo montó el Ondine en Italia y le dio su nombre para burlar los aranceles de importación del mercado local.

En la década de 1950, Renault, empresa propiedad del estado francés y Alfa Romeo, propiedad del estado italiano llegaron a un acuerdo de servicio recíproco, de modo que los concesionarios Renault vendían y mantenían los Alfa en Francia y la red de la marca italiana hacía lo propio en Italia con los coches franceses.

Profundizando más en la colaboración y, sin duda para burlar las trabas arancelarias existentes en Italia a los productos importados, Alfa Romeo fabricó en su planta de Portello los Renault Dauphine y Ondine (este último una versión de lujo del anterior) entre 1959 y 1964.

Estos vehículos se vendieron en Italia bajo marca Alfa Romeo, no así el Renault 4, que Alfa montó también entre 1962 y 1964, aunque esta vez con logotipos de Renault.

Buick Verano

Buick Verano
El Opel Astra de la generación precedente sigue a la venta en China bajo el nombre de Buick Verano, aunque los chinos lo usan todo el año.

Si el Buick Verano se parece al Opel Astra (el anterior al actual) es porque, en realidad, son el mismo coche. Dentro de la galaxia global de General Motors, las plataformas, en este caso la Delta, se utilizan en todo el mundo para coches distintos.

Sobre esta, en concreto, se desarrollaron el Chevrolet Cruze, el Opel Astra y sus variantes monovolumen, el extinto Chevrolet Orlando y el también desaparecido Opel Zafira de tercera generación.

Pero Buick se ahorró parte del trámite. La marca americana vendió las versiones hatchbak y sedan del Astra en Estados Unidos con un ligero rediseño frontal y las sigue vendiendo, once años después en China sin ningún reparo.

Citroën C2

Citroën C2
Este C2 no es otra cosa que un Peugeot 206 prestado a los primos.

No, no es el coqueto Citroën de tres puertas sucesor del Saxo el que aparece en la imagen sino el Citroën C2 que la marca francesa vendió en China. En 1998, Peugeot lanzó el 206, el coche más exitoso de su historia si nos atenemos a sus cifras de producción (por encima de los 8,5 millones de unidades).

Vendido en todo el mundo, China incluida, se convirtió en 206+ en 2009 cuando se lanzó el 207, su sustituto, pero en otros mercados siguió su carrera comercial.

En China, cuando Citroën necesitó un coche pequeño de primer precio, en el año 2006, recurrió a su marca hermana, tuneó el 206 con un frontal de C4 y una trasera que parecía la de un Mazda 3 contemporáneo y lo puso en el mercado a la conquista de una clientela joven.

El experimento funcionó medianamente bien y posicionó a la marca, de manera económica, en un segmento en el que estaba ausente.

Dodge Neon

Dodge Neon
El Fiat Aegea (en serio, este es el nombre original ya que se fabrica en Turquía y allí se llama así) se vende en Europa como Tipò y en México como Dodge Neon.

El Chrysler Neon que se vendió en España en dos generaciones entre 1995 y 2005, una berlina de simpático aspecto, motores tragones y calidad “americana”, o te diste cuenta ya de que no hablamos de ese carro, sino de otro que también se vende en España, aunque con otro nombre.

Y es que el actual Dodge Neon es un Fiat Tipo Sedán fabricado en Turquía y vendido en México que se diferencia del Fiat en el retocado frontal que le asemeja a sus hermanos de gama.

Dispone de dos motores de gasolina de 1,4 y 1,6 litros inéditos en el tipo europeo. Este coche sustituyó en la gama Dodge mexicana al Dodge Dart (otro nombre histórico en España) que no era otra cosa que un Fiat Viaggio, un sedán similar, aunque ligeramente más grande, de origen chino. Ay, la globalización

Ford Maverick

Ford Maverick
¿Le contaría alguien a esta idílica familia australiana que eso con un óvalo azul de conveniencia es un Nissan Patrol?

Pocos nombres más utilizados que el de Maverick en Ford. Nació en 1973 para bautizar a una gama de vehículos compactos (siempre dentro de los estándares de tamaño USA) lanzada para plantar cara a los modelos europeos y japoneses de primer precio que empezaban a invadir los States.

Ese vehículo se exportó con éxito a México y Brasil, donde tuvo vidas paralelas. Luego, el nombre se usó para el todoterreno para Europa que algunos recordarán de la década de 1990 y que no era otra cosa que un clónico en versiones corta y larga del famoso Nissan Terrano II fabricado en Zona Franca (el Ford también se producía en Barcelona).

Hoy, Maverick es el nombre de un nuevo pick-up compacto que el fabricante ha lanzado en Estados Unidos y que tiene la particularidad de tener un chasis monocasco derivado del que utiliza el Ford Escape (nuestro Kuga).

Honda Crossroad

Honda Crossroad
Duelen un poco los ojos al ver el cúbico Discovery One con los logotipos de Honda. A los japoneses también les dolieron.

Honda es una marca que apenas ha fabricado modelos todoterreno, pero que no los haya fabricado no significa que no los haya vendido.

En 1993, en plena vigencia de la colaboración entre el maltrecho Grupo Rover y la marca japonesa (recordad aquellos Honda Concerto-Rover 200 y Honda Legend-Rover 800), Honda pensó que sería una buena idea transplantar el Discovery al mercado japonés (donde ya se vendía como Land Rover, por cierto).

Dicho y hecho, el Discovery salió de Solihull con logotipos Honda y el nombre de Crossroad con destino al país del sol naciente en versiones de 3 y 5 puertas y con el eterno motor V8 3.5 del Range, de remoto origen… Oldsmobile (eso daría para otro artículo).

Honda Jazz

Honda Jazz
Con un buen amigo puedes escuchar Jazz hasta la frontera siempre que no te interrumpa una vaca haciendo Mu.

Si con el anterior no te ha explotado la cabeza, ver este Honda Jazz debería dejarte tieso.

Cuando Honda se quedó sin el Grupo Rover e Isuzu sin el apoyo de General Motors para seguir vendiendo Opel Kadett rebautizados, ambas compañías japonesas llegaron a un acuerdo para una serie de cambios de cromos en Estados Unidos y en Japón.

Así, Isuzu vendió el monovolumen Honda Odissey como Oasis en Estados Unidos y los Honda Domani y Accord bajo el nombre de Gemini y Aska en Japón y en justa correspondencia, Isuzu cedió a Honda sus todoterrenos.

Mazda 121

Mazda 121
Un Fiesta de Leverkusen. El Mazda 121 es uno de los coches que más ha cambiado de aspecto en su corta vida de tres generaciones (cuatro si contamos un cupé rotativo de los 70).

Mazda y Ford han tenido siempre una relación estrecha. Por supuesto, cuando la japonesa fue propiedad de la americana (entre 1996 y 2008) los designios de Mazda dependían de Detroit, pero desde 1979 Ford tenía el 25 % de las acciones de Mazda y las colaboraciones y co-desarrollos eran constantes.

El 121 había sido siempre el modelo pequeño de la marca y en su primera generación se vendió también como Ford con el nombre de Festiva.

En la tercera se invirtieron los términos y el Mazda 121 no fue más que un Ford Fiesta remarcado que se vendió bastante menos que el original, pero que, por alguna razón, consiguió una mayor satisfacción en la clientela que el propio Fiesta.

Premier 118

Premier 118
El volante en ese sitio y los neumáticos con banda blanca nos permiten suspirar aliviados. No es un “Pamplona” por más que se le parezca.

Lo que a todas luces parece un Seat 124 “Pamplona” la última generación de un modelo al que se le alargó la vida al tener que quedarse Seat con la gestión de la planta de Landaben, en Pamplona, entonces de Authi, que estaba en quiebra, y hoy propiedad de Volkswagen, es, en realidad, un Premier 118 fabricado en la India.

Fiat vendió a PAL (Premier Automotive Limited) las herramientas y utillajes para fabricar el coche cuya producción se inició en 1975.

Lo que no está tan claro es de dónde sacaron el frontal del “Pamplona” ya que ningún Fiat lo tuvo nunca. El coche se vendió con un motor Nissan de gasolina, pero fue un fracaso comercial que, por cierto, llevó a la desaparición de la marca Premier.

Renault Pulse

Renault Pulse
El Micra era feo, pero este Renault con nombre de Nissan no consiguió mejorarlo mucho. Los indios no cayeron rendidos a sus encantos, precisamente.

Un Nissan con -casi- nombre de Nissan que no le corresponde y comercializado bajo marca Renault. Por uno de aquellos raros designios de la Alianza, los mismos que convirtieron el Dacia Duster en un Nissan Terrano para la India, Renault vendió en aquel mercado una versión remarcada del Nissan Micra de la generación precedente, un coche claramente low cost y pensado para mercados emergentes que también se vendió en Europa, aunque con poco éxito ya que no supo retomar el impulso del adorable Micra anterior. Se vendió desde 2012 a 2017.

Subaru Traviq

Subaru Traviq
Subaru no se molestó en disimular mucho la procedencia de su Traviq. Era un Vauxhall Zafira con otros logos o un Opel Zafira con el volante al otro lado… y otros logos.

El Traviq, como podes apreciar perfectamente en la fotografía es un Opel Zafira de primera generación.

Subaru orbitaba en aquella época en la galaxia GM y entendió que el Zafira, en pleno apogeo de los monovolúmenes compactos, con sus siete plazas, tendría posibilidades de seducir a los japoneses, de modo que le cambió los logos al Vauxhall Zafira (por lo del lado del volante) y lo vendió tal cual con un motor de 150 CV y 2 litros.

Los japoneses, que son muy suyos, no acabaron de entender eso de un Subaru sin motor boxer ni tracción integral y le dieron la espalda. Estuvo a la venta entre 2001 y 2004 y pasó sin pena ni gloria pese a la llegada de un motor de 115 CV sin otra intención que rebajar el precio de venta.

Volkswagen Taos

Volkswagen Taos
Ese morrito sonriente de Volkswagen que no acaba de encajarle, el Taos es un Skoda Karoq o un Seat Ateca.

A la gama norteamericana de Volkswagen le faltaba un SUV por debajo de los Tiguan (el largo, nuestro Allspace, AKA Seat Tarraco) y Atlas, un automóvil de grandes dimensiones que solo se vende allí, mientras que en América del Sur hacía falta un SUV por encima del T-Cross y del Nivus (nuestro Taigo) y por debajo del mencionado Tiguan largo.

Volkswagen podría haber elegido el T-Roc, pero optó por rebuscar en el banco de modelos del Grupo y nacionalizó americano el Skoda Karoq / Seat Ateca que en Europa no se vende bajo marca Volkswagen.

Al ser más grande que el T-Roc y más barato de fabricar, el Taos se lanzó a la conquista de las américas (ambas) con el motor Tsi 1.4 de 150 CV extinto en Europa y con producción tanto en México como en Argentina.


Nota para nuestros lectores:

🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp. Haga clic en el enlace: https://bit.ly/2Z2UF3j.

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido