30.1 C
San Pedro Sula
sábado, mayo 25, 2024

Yovanni Hernández, solidario forjador de campeones del boxeo hondureño

Debes leer

Redacción. Empatía, sencillez y solidaridad son las palabras que definen a Yovanni Hernández, un capitalino que ayuda a niños de escasos recursos a través de la enseñanza del boxeo.

Yovanni es un exboxeador que en 1985 ganó un campeonato nacional, y dos años más tarde, en 1987 fue campeón centroamericano. También consiguió la medalla de bronce en el Campeonato Centroamericano y del Caribe en 1989, y en 1990 se coronó campeón centroamericano en una competencia que se realizó en Honduras y otra en El Salvador.

Tras su retiro del ring de boxeo, comenzó su camino como entrenador de las futuras promesas del pugilato, hasta formar parte del equipo nacional de Honduras. Sin embargo, su vida dio un giro inesperado luego de que las tormentas tropicales Eta e Iota azotaron a Honduras, dejando cerca de 100 mil personas afectadas directa e indirectamente.

Su natal Tegucigalpa no estuvo exenta de los desastres naturales, pues varias familias en zonas aledañas perdieron sus viviendas en derrumbes y en las correntadas de agua.

Te puede interesar: Gerson López, de cosechar milpas a correr en mundial de atletismo en Suecia

CATRACHO EJEMPLAR
Hernández está dejando huellas en la vida de decenas de niños.

Nace la idea

En ese momento, cuando Yovanni Hernández conoció el sufrimiento y la situación traumática para los niños decidió llevar un par de guantes de boxeo a las canchas de la colonia San Miguel, donde se estableció un centro de acopio. Allí el exdeportista comenzó a enseñarles movimientos a los infantes con la finalidad de disminuir el impacto psicológico de la complejo situación que vivían.

«La idea inicial era la recreación, para que los niños no resintieran ese momento tan difícil. Porque sus casas se las llevó el agua», expresó.

Comenzó a trabajar con dos jóvenes, luego se fueron incorporando más, hasta llegar a tener 25 de diferentes edades. Todo lo logró con el apoyo de los padres y del patronato, quienes facilitaron las instalaciones deportivas de la comunidad.

Desde entonces, el proyecto social ha ido en incremento y se ha conocido a nivel nacional, puesto que en sectores como Choloma, en Cortés, se está replicando y funcionando con el mismo éxito.

CATRACHO EJEMPLAR (1)
La escuela ya cuenta con campeones nacionales.

Campeones nacionales y representantes de Honduras 

Yovanni Hernández estuvo entrenando con al menos 25 jóvenes, pero por motivos familiares y de estudios, poco a poco el grupo se fue reduciendo hasta tener 12. A pesar de esto, el exboxeador continúa preparándolos e inculcándoles el hábito deportivo, alejándolos de las peligrosas calles de la capital.

El hondureño, al laborar en la selección de boxeo nacional y por las tardes entrenar con los niños, procedió a formalizar la escuela en la Federación Nacional de Boxeo de Honduras, que preside Danny Reyes.

De esa manera, con el apoyo de la Federación y organizaciones de apoyo social, obtuvo el equipamiento y la logística para poder hacer que los niños soñaran con participar en eventos pugilísticos nacionales.

Lee también: Josué Orellana, el maestro que cultiva el arte en los niños migrantes

CATRACHO EJEMPLAR
Estudiar es uno de los requisitos para formar parte de la escuela de boxeo.

«Tenemos casi tres años de estar en lo mismo y seguiremos hasta que Dios nos dé fuerzas. Nosotros seguimos de pie, tenemos una meta: ser campeones nacionales. Actualmente, tenemos cinco campeones nacionales entre masculinos y femeninos, todos son de la familia Escalante», indicó.

El esfuerzo diario de Hernández con sus pupilos, los ha llevado a ganarse un lugar en el mundo deportivo, pues ahora ellos ocupan casi la mitad del equipo nacional de boxeo de Honduras.

«Tenemos a un equipo que nos va a representar en Managua, Nicaragua, para ver la capacidad de los jóvenes», expresó. Es importante recordar que el país vecino es uno de los de mayor nivel en el boxeo, incluso, cuentan con campeones mundiales.

Loading the player...

Educación, deporte y apoyo psicológico 

No todo es boxeo en la escuela de la San Miguel, puesto que Hernández le exige a cada uno de sus alumnos que lleven el deporte de la mano con los estudios. Aunque la tarea de mantener ambas facetas no es fácil.

Conociendo esta dificultad, las organizaciones que trabajan en conjunto se encargan de otorgar los materiales para que los menores de edad puedan continuar estudiando. También medicinas y hasta psicólogos para ayudarlos a superar las situaciones difíciles que han vivido durante el proceso de aprendizaje.

En conversación con Diario TIEMPO, Hernández contó: «Una de las madres me dijo que iba a poner a estudiar a su hijo (por lo que dejaría de asistir a las clases de boxeo), pero nos pusimos de acuerdo. Lo matriculamos y el niño estudia y es uno de los mejores de la academia».

CATRACHO EJEMPLAR
La disciplina y el hábito del deporte resalta en la academia.

De lunes a viernes, durante todas las semanas del año, Hernández y sus «cipotes» entrenan por cumplir sus sueños. Todos los niños que quieran formar parte solo necesitan llevar dos fotografías, el acta de nacimiento y el consentimiento de sus padres.

Yovanni reveló que actualmente están trabajando en expandir el proyecto hacia la Travesía y La Sosa. Además, los residentes de la colonia en El Reparto de Tegucigalpa, pidieron que se instalara en la zona.

«Me siento feliz y satisfecho con la labor que estamos haciendo. Sin fines de lucros, las organizaciones nos cubren con materiales y siempre se les agradece», cerró.

CATRACHO EJEMPLAR
La academia se convirtió en exportadora de talentos.

Dato:

Cuenta con 12 pupilos, de los cuales, cinco ya se consagraron campeones nacionales y forman parte de la selección nacional de boxeo de Honduras.

Frase:

«Busquen deporte, siempre y cuando estudien, que no pensemos cosas malas. Lo malo siempre nos lleva al fracaso».

Estás a un paso de recibir nuestro PDF Gratis

Última Hora

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido