Cienfuegos: ¿Cómo pasó de secretario de Defensa a el «Padrino» de narcos?

527
Salvador Cienfuegos
Salvador Cienfuegos conocido como "El padrino" en el cartel mexicano.

Los agentes de seguridad estadounidenses escuchaban en un teléfono intervenido las conversaciones de los miembros de un cártel que hablaban de una figura poderosa y sospechosa conocida como «el Padrino».

Reporteros de The New York Times, narraron la forma en que Estados Unidos supo que el General Salvador Cienfuegos Zepeda brindaba protección a narcotraficantes.

Los agentes llevaban meses tras sus pasos, y sospechaban que este personaje central del narcotráfico era, en realidad, un alto funcionario del ejército mexicano.

De pronto, una de las personas intervenidas le dijo a sus compañeros del cártel que el «Padrino» justo estaba en la televisión en ese momento.

Los agentes rápidamente consultaron de quién se trataba y se dieron cuenta de que era el secretario de Defensa, el general Salvador Cienfuegos.

Lea también: Lo traicionaron y se vengó: «El Chapo» delata a funcionarios de Peña Nieto 

Detención de el «Padrino»

Las autoridades, confirmaron que el misterioso «padrino» de uno de los cárteles más violentos del narcotráfico, en realidad era el líder encargado de la guerra contra el crimen organizado de México.

El descubrimiento de esta identidad es una sorprendente muestra de la profundidad del crimen organizado en México.

El jueves por la noche Cienfuegos fue detenido por autoridades de Estados Unidos en el Aeropuerto de Los Ángeles mientras viajaba con su familia.

Incluso para México, un país habituado a la violencia y corrupción  que durante años han atenazado al país, la detención fue poco menos que extraordinaria.

Esta noticia perforó el halo de invencibilidad del que han gozado las fuerzas armadas de la nación desde hace tiempo.

Cienfuegos, secretario de Defensa de México de 2012 a 2018 está acusado de lavado de dinero, tráfico de heroína, cocaína, metanfetamina y marihuana.

«Operación Padrino»

El «Padrino» empezaría a delinquir desde el año 2015 hasta principios de 2017, según la denuncia presentada en el Distrito Este de Nueva York el viernes.

Los cargos son el resultado de lo que los investigadores bautizaron como «Operación Padrino» y que se llevó a cabo durante varios años.

Los funcionarios dicen que el general Cienfuegos ayudó al cártel H-2,  grupo criminal que cometió terribles actos de violencia como parte de su negocio de narcotráfico.

Esto a cambio de lucrativos sobornos, dicen los funcionarios, Cienfuegos también desvió operativos del ejército dirigido al cártel hacia sus rivales.

La noticia no sólo empaña la lucha de México contra el crimen organizado sino que también subraya el alcance de la corrupción hacia los más altos niveles del gobierno.

El general Cienfuegos fue ministro de Defensa durante el mandato del presidente Enrique Peña Nieto, que terminó hace dos años.

El arresto del general Cienfuegos se produce diez meses después de que otro alto funcionario mexicano que fuera acusado en Nueva York de aceptar sobornos.

Otro funcionario vinculado con el narcotráfico 

El funcionario, Genaro García Luna, se desempeñó como jefe de la Agencia Federal de Investigación de México  y durante los seis años siguientes fue secretario de Seguridad Pública de México.

En esa posición, tuvo la tarea de ayudar al presidente de entonces, Felipe Calderón, a crear su estrategia para combatir los cárteles de la droga de su país.

Si ambos hombres resultan sentenciados, significaría que dos de las figuras de más alto rango que supervisaron la guerra de México contra el narcotráfico trabajaban en conjunto con el crimen organizado.

“La dificultad de trabajar en México donde hay este nivel de corrupción es que nunca sabes realmente con quién trabajas”, dijo Mike Vigil, exjefe de operaciones internacionales de la Agencia de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA por su sigla en inglés).

Tanto García Luna como el general Cienfuegos tuvieron cargos en los niveles más altos del gobierno mexicano en un momento en el que los homicidios alcanzaron niveles histórico.

“Nunca ha habido un secretario de Defensa arrestado en México”, dijo Jorge Castañeda, exsecretario de Relaciones Exteriores. “El secretario de Defensa en México es un tipo que no solo dirige el ejército y es un militar, sino que informa directamente al presidente. No hay nadie por encima de él excepto el presidente”.

Declaraciones de el presidente de México

En respuesta a la detención, el actual presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, defendió al ejército y también se lamentó por los malos elementos que pertenecen a sus filas.