24 C
Honduras
martes, octubre 26, 2021

Con videos y testigos buscan «hundir» a policía implicado en muerte de Keyla

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Al policía Jarol Rolando Perdomo Sarmiento se le acusa por el delito de homicidio agravado en perjuicio de Keyla Martínez, y hoy, en el Juzgado Primero de Letras de La Esperanza, departamento de Intibucá, comenzó la audiencia.

Keyla Martínez fue asfixiada en una celda policial el pasado 7 de febrero de este año.

La Fiscalía Especial de Delitos Contra la Vida (FEDCV) y agentes de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) han investigado el crimen contra la joven. Dentro de las pruebas que se presentaron está la declaración de cuatro testigos.

Entre los testigos se encuentran dos policías y el comisionado Melvin Alvarenga. Además, se contará con la versión de la doctora Patricia Zúniga más los dos peritos, uno que realizó la autopsia y el de video forense del Ministerio Público.

La doctora Zúniga era la encargada de la guardia médica en el hospital esa noche. La profesional de la salud reveló meses atrás a TIEMPO Digital, que cuando Keyla Martínez ingresó no tenía signos vitales.

De igual forma, la doctora detalló que luego de hacerle la evaluación se le revisó las pupilas y estaban dilatadas. Añadió que se le hizo un reflejo corneal, evaluación de los pulsos, la frecuencia cardíaca pero había ausencia de signos vitales.

Keyla Martínez fue asesinada al interior de una celda policial.

Lea también – Costa Rica: durante «mega-fiesta» detienen a sobrino de expresidente de Honduras

Más testigos 

En horas de la tarde fue llamado a dar su testimonio el comisionado Melvin Alvarenga quien estaba de jefe de la Unidad Departamental de Policía número 10 de La Esperanza.

El médico forense del Ministerio Público, acerca de la autopsia a Keyla Martínez explicó que confirmó que la causa de muerte fue por asfixia mecánica por sofocación tras la obturación de los orificios respiratorios y la manera de muerte homicida.

Añadió que la autopsia se realizó bajo el protocolo de Minessota. Este proceso orienta la búsqueda de lesiones que no siempre son visibles en la piel y una serie de muestras para concluir la causa y manera de muerte en todos aquellos casos cuyo deceso ocurre estando en custodia de agentes de seguridad del Estado.

La versión policial que trascendió horas después de la muerte a Keyla Martínez indicó que se trataba de un suicidio. Sin embargo, esa información quedó desvirtuada dos días después por el dictamen de la autopsia legal que se le practicó a la joven.


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp. Haga clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0

Más noticias

Últimas Noticias

Abrir anuncio

Close
error: Contenido Protegido