Represas están «a tope»; casi 1.5 millones de personas están en riesgo

1041
riesgo represas Honduras
Imagen de referencia. En "El Cajón" ya se hicieron descargas por el exceso de caudal. Un centro estadounidense hizo un análisis sobre la "sobre-capacidad" de los embalses en Honduras.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Ante la llegada de fuertes lluvias por parte de dos fenómenos tropicales, Eta e Iota, el caudal de las represas en Honduras ha aumentado drásticamente en las últimas semanas.

La Concepción, embalse con más capacidad en el país, alcanzó su nivel máximo de operación; es decir, su nivel de agua está a 1,156.80 metros sobre el nivel del mar (msnm). La misma situación ocurre con la represa Los Laureles, que llegó a 1,033 msnm.

Otras, como El Coyolar están cerca de llegar a su punto álgido. Ese embalse tiene vital líquido hasta 807.19 msnm, cuando su «tope» es de 813.80. El «Cajón» tiene 285.75, y lo más que alberga operativamente son 290 msnm.

La represa José Cecilio del Valle, por su lado, está a 123.10, corto por 4.90 msnm de su capacidad máxima, 128 msnm.

Lea también: Tras paso de Iota, ¿cómo están las principales carreteras de Honduras?

Caudal seguirá subiendo

De acuerdo a la Comisión Permanente de Contingencias (COPECO), las bandas nubosas de Iota todavía seguirán dejando precipitación sobre el territorio cinco estrellas.

Además, en los próximos días estará entrando en escena una masa de aire frío, lo que provocará que no cesen las lluvias. En virtud de esos factores, se prevé que el nivel de los reservorios artificiales continúe aumentando.

Margen de exposición

Ante tal panorama, el Centro de Desastres del Pacífico (PDC, por sus siglas en inglés) produjo un análisis acerca de una potencial exposición de las comunidades río abajo en caso de descargas o un desborde.

El centro, cuya gestión recae sobre la Universidad de Hawái, indicó que un infortunado incidente en La Concepción pondría en riesgo a unas 137 mil 019 casas, lo que también afectaría a unas 657 mil 600 personas.

En términos de infraestructura, estarían expuestos unos 8.3 billones de dólares. Eso incluye el área residencial, industrial, sector de servicio y también espacios pertenecientes al Gobierno.

Un percance en Los Laureles pondría la integridad de 336 mil 700 personas en grave peligro; al igual que sus 70 mil 165 casas. En cuanto a valor de inmuebles, estarían comprometidos $4.2 billones.

El Coyolar tendría en jaque a unas 30 mil 652 viviendas y unas 147 mil 100 personas; igualmente, 1.6 billones de dólares en infraestructura correrían peligro.

Aunque con menos caudal de agua, un desborde en «El Cajón» colocaría en una situación difícil hasta a 288 mil personas y los 60 mil 085 hogares que les albergan. Por si fuera poco, 3.3 billones de dólares en edificaciones podrían quedar en la ruina.

Finalmente, PDC establece que una desgracia en el embalse José Cecilio del Valle representaría un peligro para 11 mil 603 viviendas y 55 mil 600 compatriotas. Además, el perjuicio económico escalaría a un tope de 456 millones de dólares.

Sumario

Incluso, el centro detalló de qué rango de edades son las personas expuestas en las represas en mención. El 63 % son adultos, un 33 % son niños y el 4 % restante los adultos mayores.

Un total de 1,485,300 personas corren peligro; de la misma manera, sus 309 mil 524 casas. Si desea leer el análisis completo de la PDC, ingrese aquí.


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn