Pintan gradas de la Catedral de TGU y escriben «Es de valientes salir del closet»

814
Bandera de la comunidad LGTBI, en las gradas de la Catedral Metropolitana en Tegucigalpa.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Sujetos desconocidos pintaron las gradas de Catedral Metropolitana de Tegucigalpa con los colores que representan la bandera de la comunidad Lesbiana, Gays, Transexuales, Bisexuales e Intersexuales (LGTBI).

Además de la bandera, dejaron un mensaje que decía «es de valientes salir del closet», aduciendo que hay personas que por temor o rechazo a lo que diga la sociedad, esconden sus preferencias sexuales.

Ante esto, se le consultó a Rihanna Ferrera, miembro de la comunidad LGTBI, si esta manifestación era por parte de la comunidad o por personas externas a la misma. «La verdad no tengo ninguna información sobre eso». De igual forma, Ferrera indicó «que eso está hecho ahí desde tres semanas atrás».

A su vez, destacó que estos actos son un derecho a la expresión de todo individuo, «es decir, si la persona se quiere expresar de esta manera haciendo mensajes en una plaza pública y no tiene nada que ver con lo interno de la Catedral, pues tiene todo el derecho».

«No hay ningún inconveniente para que las personas se manifiesten y que puedan hacer estos dibujos y mensajes donde le dicen a las personas que ‘salir del closet’ es de valientes», agregó Ferrera.

Lea también: Erick Vidal, de CIPRODEH: «David Chávez debe educarse»

Derecho a la dignidad e integridad fisica de las personas 

Entre tanto, el miembro LGTBI reiteró que “toda persona tiene derecho a que se le respete su dignidad e integridad física y, sobre todo, el simple hecho de que somos personas y tenemos derechos”.

Por lo anterior, Ferrera dijo estar totalmente de acuerdo con el tema de que se respete tanto a la Iglesia como a las manifestaciones que hacen las personas en espacios públicos.

“Los espacios públicos son públicos, las personas puede realizar cualquier acto, siempre y cuando haya un respeto hacia a la iglesia y a la persona. Eso no es una falta de respeto hacia la iglesia”, continuó.

Al margen de lo acontecido, Ferrera exigió a la comunidad creyente el respeto a las orientaciones sexuales e identidad de género. Por tal razón, “que se hagan llamados a que las personas de la comunidad LGTBI, podamos incorporarnos a las iglesias, que se predique del verdadero amor y la paz”.

Por último, Ferrera le pidió al Estado que avale los derechos humanos “y que cree leyes a favor de la comunidad LGTBI. Que garantice el respeto a la dignidad de las personas sin discriminación, entre otros (derechos)”.