«No comió por dos días»: esposo de mujer con hongo negro cuenta su experiencia

1300
Mujer hongo negro SPS

CORTÉS, HONDURAS. Una gran cantidad de dinero requiere para curarse la hondureña María Antonia Mejía Alfaro, quien se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Mario Catarino Rivas (HMCR) de San Pedro Sula, así lo dio a conocer su esposo, Santos Natarén.

Natarén mencionó que su esposa padece diabetes y hace más de tres meses superó el COVID-19. Al presentar los primeros síntomas de hongo negro, el 2 de junio, fue llevada al Hospital San Isidro de Tocoa, Colón, y de ahí, la remitieron al HMCR.

Según el entrevistado, momentos antes, la mujer fue a visitar a unos familiares y ahí comenzó a sentirme mal de salud, con gripe y dolor. No comió durante dos días, dijo Natarén, y cuando llegó a la ciudad industrial, iba descompensada.

Los médicos que la están atendiendo afirman que su condición es grave, y además, que los fármacos que deben usar son sumamente costosos. “Los medicamentos son treinta inyecciones que cuestan L43 mil cada una y ya le pusieron tres, pero faltan 27, que andan trayendo en Tegucigalpa”, dijo Natarén.

“El doctor me dijo que solo tres inyecciones le han aplicado porque el hospital no tiene el tratamiento, pero sí me mencionó que son 30 inyecciones en total. Yo tengo que ver cómo hago para conseguir el dinero para las otras 27 que faltan. No quiero que se me muera, porque tenemos dos niños y están pequeños, uno tiene tres años y el otro 10”, lamentó él.

Pero, a pesar del diagnóstico de los especialistas, el hombre sostiene que su amada “solo tiene un ojo hinchado, por fuera no tiene hongo negro. Le hicieron un raspado, que es una limpieza en el cerebro. Todo salió bien. Ella está resistiendo”, y por tanto, él tiene la esperanza de que se recupere.

La India es el país con más casos de hongo negro a nivel global.

Los doctores hablan sobre el hongo negro

De su lado, la médico Ledy Brizzio, quien trabaja en el HMCR, reveló que María Mejía, desde el momento que ingresó, le detectaron lesiones en senos paranasales y en mucosa bucal. La biopsia confirmó que se trataba de hongo negro. Brizzio recalcó que la paciente está en estado crítico, no obstante, ha tenido una leve mejoría.

Por otro lado, mencionó que el tratamiento que se usa para tratar el hongo negro es también aplicado a personas con VIH. “Cada frasco cuesta alrededor de 6 mil lempiras y la paciente necesita la aplicación de 650 miligramos al día, que equivale a 13 frascos diarios. Es un tratamiento caro”, mencionó.

Si no se detecta a tiempo, el hongo negro puede provocar la muerte, según médicos.

Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el siguiente enlace: http://bit.ly/2LotFF0.