31 C
Honduras
martes, julio 27, 2021

Mahely, una joven hondureña que dejó su país para cumplir sus sueños

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Mahely Jissel Molina es una joven hondureña de 22 años, responsable e inteligente, que dejó su país para cumplir sus sueños académicos en Estados Unidos de América.

Mahely Molina, quien es oriunda de Tegucigalpa, relata que tuvo que dejar su país de origen para poder cumplir su meta de ser una gran profesional y llenar de orgullo a su familia.

La joven soñadora cuenta que apenas tenía 18 años cuando por motivos académicos decidió residir en el extranjero.

Molina, con la ventaja de hablar otro idioma, tuvo la dicha de obtener una beca universitaria que le abriría el camino para convertirse en la gran profesional que anhelaba ser.

Lea además: Tras sufrida migración, hondureña Sandy Obando brilla en EEUU

Un gran reto

Molina narra que uno de los mayores retos que tuvo que vivir, en la búsqueda de sus sueños, fue alejarse de su madre y no tenerla cerca. Toda la vida había vivido al lado de ella, por lo que distanciarse de su progenitora fue un cambio muy abrupto para su vida.

Estar lejos de su madre lo “encontré muy difícil cuando estaba en la universidad, pero gracias a la tecnología podía comunicarme con ella día a día”, expresó la joven.

Mahely relata que una de sus motivaciones para seguir estudiando en el extranjero fue su mamá, quien era uno de los principales motores de su vida; asimismo, la satisfacción de convertirse en una profesional exitosa, la impulsaba a no rendirse y luchar hasta el final, sin importar los obstáculos que hubiese en su camino.

Mahely Molina.

Logro académico

Molina se graduó como licenciada en Administración de Empresas de la Wingate University en Estados Unidos.

Pero, el mayor triunfo de Molina fue ver el rostro de felicidad de su madre al apreciarla consolidada como toda una profesional en un país que le abrió las puertas para que lograra cumplir su sueño.

Mahely cuenta, con alegría y emoción, que su madre pudo acompañarla en su graduación y que para ella verla en el podio recibiendo su título universitario fue uno de los mejores momentos de su vida.

Mahely y su familia.

Según Mahely Molina, como hondureña, graduarse en el extranjero la llena de mucha satisfacción y orgullo, ya que es posible llegar a otro país y poner el nombre de Honduras en alto.

Dice que ser de otra nación, no impide llegar lejos, porque para los sueños propios no existen limitaciones. Al mismo tiempo que añade que “si uno tiene algo que quiere alcanzar y si se lo propone uno puedo lograrlo”.

No tuvo limitaciones en su proceso universitario

Por otra parte, cuenta que no tuvo ninguna limitación en su proceso universitario, porque el centro de educación superior donde se forjaba le brindó todas las herramientas necesarias para su preparación; además, nunca sufrió de discriminación por ser hondureña.

Mahely relata que contó con al apoyo emocional y económico de su familia. Sus seres la apoyaron hasta el final de sus estudios.

Mahely Molina.

“En mi proceso universitario mi familia tuvo un impacto inmenso, ya que ellos fueron mi soporte emocional, económico y en todos los aspectos que se puedan imaginar”, afirmó la joven. “Estoy eternamente agradecida con mi familia, porque sin la ayuda de ellos no hubiera obtenido este logro”, agregó.

Su ejemplo debe servir como motivación a la juventud hondureña

La catracha concluyó enviando un mensaje a la juventud hondureña que dice: “si ustedes tienen un sueño no importa si es pequeño, mediano o grande, síganlo porque tarde o temprano se hará realidad”.

Actualmente, Mahely Jissel Molina vive en el estado de Virginia, en Estados Unidos. Temporalmente se dedicará a adquirir experiencia en el campo laboral. La catracha afirma que más adelante retomara sus estudios, en este caso para obtener una maestría.


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0.

Más noticias

Últimas Noticias

Abrir anuncio

Close
error: Contenido Protegido