Histórico: celebración del 274 aniversario de la Virgen de Suyapa será sin feligreses

194
Aniversario Virgen Suyapa sin feligreses
Debido a la pandemia del COVID-19, las festividades en honor a la virgen de Suyapa se celebraran sin feligreses.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. En una conferencia de prensa, la Conferencia Episcopal de Honduras informó que las actividades en el marco de la celebración del 274 aniversario de la aparición de la virgen de Suyapa, se llevaran a cabo sin la presencia de feligreses debido a la pandemia del COVID-19.

Este 2021 se marcara la historia, debido a que la alborada se realizará de manera virtual. La actividad culminará con las mañanitas en la medianoche del 3 de febrero en honor a «la patrona de Honduras«.

A través de un comunicado, al que se le dio lectura en el atrio de la Basílica Menor, la Conferencia Episcopal solicitó a los sacerdotes, párrocos o administradores parroquiales, que celebren la novena y la fiesta en honor a la virgen de Suyapa en cada una de las comunidades y parroquias.

El documento explica que se deben aplicar las medidas de bioseguridad con el número de personas asistentes, aprobado por las autoridades de salud.

De interés: Josué Caleb, con 18 años lucha contra una linfoma-leucemia aguda: ¡necesita ayuda! 

No planificar visitas a la Basílica 

De igual manera, la Conferencia Episcopal de Honduras imploró a los feligreses que no se planifiquen visitas y no acudan a la Basílica de Suyapa ni a la ermita.

Argumentaron que en los años anteriores, la basílica era insuficiente para recibir a los miles de devotos que visitaban a la patrona de Honduras. En esta ocasión, el país sufre por una pandemia que se propaga rápidamente por las aglomeraciones, por tanto, no es conveniente las movilizaciones.

Tanto la basílica como la ermita de Suyapa permanecerán cerradas del 1 al 4 de febrero, como medida de contención para que los peregrinos no acudan. También, notificaron que se suspenden las peregrinaciones y las actividades se transmitirán por las plataformas de Suyapa Medios.

La Conferencia Episcopal mandó un mensaje a la población, diciendo: “Honduras debe ser un santuario inmenso donde pueda encontrar lugar el corazón de nuestra madrecita del cielo”.

La decisión de suspender de la presencia de feligreses en la celebración fue basada en la determinación de México y Guatemala. En ambas naciones se canceló las celebraciones a la Virgen de Guadalupe y al Cristo de Esquipulas, respectivamente.