Fundaniquem propone ley para prohibir que menores de edad usen pólvora

333
ley para prohibir uso de pólvora
“Como Fundaniquem, no nos vamos a cansar de impulsar esta campaña en contra del uso de la pólvora, porque es en beneficio del pueblo hondureño en especial de la niñez”, señaló.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. La Fundación para la Atención del Niño Quemado (Fundaniquem) propuso este lunes al Congreso Nacional (CN), crear una ley para prohibir el uso de pólvora entre los menores de edad.

De acuerdo con el director de esa institución, Omar Mejía, unos 400 niños quemados por diversas causas, entre ellas, uso de pólvora y agua hirviendo, han atendido durante este 2020.

A través de medios locales, Mejía también detalló que llevan 2,500 procedimientos quirúrgicos bajo anestesia en las atenciones a nivel nacional.

“Lo anterior, se ha hecho con el apoyo de las Fuerzas Armadas de Honduras (FFAA) y Fuerza Aéreas (FAH), quienes trasladaron a las víctimas desde cualquier lugar del país”, destacó el titular de Fundaniquem.

Según el profesional de la salud, esas acciones disminuyeron en gran medida la mortalidad infantil, pues solo reportan un fallecimiento, cuando antes, al mes morían hasta cuatro niños.

Ante esa situación, sugirió que “el Congreso Nacional apruebe una ley que prohíba el uso de la pólvora a los menores de edad, tal y como sucede con los cigarrillos y las bebidas alcohólicas”.

“Como Fundaniquem, no nos vamos a cansar de impulsar esta campaña en contra del uso de la pólvora, porque es en beneficio del pueblo hondureño, en especial de la niñez”, señaló.

Nota relacionada: Fundaniquem: mutilación de dedos, manos ylengua deja hasta el momento el uso de pólvora por niños

Más de L 30 mil se invierten en atención de niños quemados

Por otra parte, Omar Mejía destacó que Fundaniquem es un hospital público, pero ahora es un referente en la región centroamericana.

“Hemos ganado un gran prestigio. Recientemente nos calificaron con el 98% de efectividad a nivel de hospitales. Desde su manejo inicial que realizamos todos los casos hasta la etapa final”, resaltó.

Sin embargo, señaló que todo genera enormes costos en la atención de los niños, al extremo que a diario «se invierten unos 30 mil lempiras entre medicamentos, hospitalización, insumos, quirófanos y las diferentes especialidades”.

Igualmente, precisó que “para tratar un niño quemado se necesita un cirujano plástico, psicólogo, intensivista y médico general», entre otros.

“Todo eso genera una situación que sigo insistiendo, es 100% prevenible. Los padres de familia deben cuidar a sus hijos no solo por el uso de la pólvora, sino por otras situaciones que se presentan más que todo en las cocinas de los hogares”, reiteró.

Mejía contó que ayer ingresaron tres niños quemados por agua hirviendo y que ellos quedarán prácticamente lisiados de por vida, quizás por un descuido de los mayores.

También relató que una niña le dio un gran pesar, porque les preguntó si le iban a pegar de nuevo sus tres deditos de la mano derecha.

“Los deditos ni los llevaron al hospital, porque se los destruyó un mortero. Es decir, que esa manito de poco le servirá cuando esté grande”, lamentó el médico.


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn