FECAMCO pide a países de CA una reapertura económica equilibrada

393
FECAMCO
La FECAMCO está conformada por seis (6) Cámaras de la región centroamericana.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Los presidentes de seis de las cámaras de comercio que conforman la Federación de Cámaras de Comercio del Istmo Centroamericano (FECAMCO) revisaron la situación actual de sus países y la región, en medio de la pandemia del COVID-19; así como, el futuro de Centroamérica en la era post-COVID-19.

A través de un conversatorio virtual que sostuvieron, los empresarios solicitaron a los países de la región realizar una reapertura económica mesurada con equilibrio, que permita un sano balance entre la salud y la economía. Eso debido a que el confinamiento impacta directamente en la productividad de la región.

Lo anterior, genera un mayor desempleo, pobreza, incremento en la informalidad, e incertidumbre. Así como alto costos de insumos para la producción, desabastecimiento, entre otras consecuencias.

Cabe indicar que el encuentro empresarial estuvo moderado por el presidente de FECAMCO, Raúl Delvalle.

Asimismo, participaron líderes de las cámaras de comercio de Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá.

Entre ellos destaca el guatemalteco, Jorge Briz, el salvadoreño Jorge Hasbun, José Luis Rivera de Honduras. Así como, Carmen Hilleprandt de Nicaragua, el costarricense Julio Castilla y el panameño Jean Pierre Leignadier.

Todos ellos discutieron sobre los retos y oportunidades que cada país enfrentan, al igual que las debilidades y fortalezas con las que se cuentan desde el intercambio regional.

Lea también: Reapertura económica inicia su segunda semana: ¿Qué negocios abrirán?

Conclusiones

En ese sentido, producto de las conclusiones a que llegaron, los entendidos en el tema señalaron que el sano balance de la reapertura económica equilibrada debe ir de la mano con el estricto cumplimiento responsable de los protocolos de bioseguridad, que permiten a los ciudadanos adaptarse a la nueva forma de convivir y trabajar.

De igual forma, expusieron que la actual enfermedad de la COVID-19 pone a prueba la solidaridad y responsabilidad. Solidaridad porque el cumplimiento de las medidas de seguridad parte de la premisa de “cuidarme para cuidar al otro”, así como, en la carga compartida de las consecuencias.

Por un lado, las empresas han tenido que despedir empleados, cerrar operaciones. Y por otro lado, los países de Centroamérica deben a toda costa ser cuidadosos con el gasto público y transparentes con el mismo para el adecuado uso de los recursos.

Mientras que la responsabilidad para salir a esta nueva realidad, es preciso, en el cumplimiento de las medidas desde el rol como individuo, empresario y funcionario público.

Igualmente, los empresarios evidenciaron que la pandemia deja en evidencia la debilidad de los sistemas de la salud centroamericanos y la incapacidad de los gobiernos para afrontar la misma. Esto, debido al flagelo de la corrupción impidiendo realizar mejoras efectivas a los sistemas de salud que van desde capacidad humana, equipos e infraestructura; así como, inversión en investigación y desarrollo.

También aseguraron que es necesario que todos los países, sin excepción, trabajen con una agenda efectiva y comprometida en integración regional. Y, eviten tomar medidas unilaterales que contravengan los instrumentos jurídicos regionales y que estropeen los logros alcanzados a la fecha.

Lea también: CONADEH busca proteger la dignidad humana ante reapertura económica

Cifras de la COVID-19 y datos macroeconómicos

Además, Delvalle compartió que, al 30 de junio según datos oficiales del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), la región reportaba 83,281 casos confirmados de la COVID-19. De esa cifra, 53.140 casos activos, 27.967 recuperados y 2.175 fallecidos.

De igual manera, el Presidente de FECAMCO compartió datos macroeconómicos de los seis países del istmo centroamericano. Esto, a fin de dar contexto a la situación que se suma al tema de salud.

Por ejemplo, Honduras espera una caída en el PIB para 2020 en un rango de 2.9% a 3.9%, explicado principalmente por la contracción del consumo e inversión privada.

En cuanto a las exportaciones totales a abril de 2020, reportan un incremento del 4.2% respecto al mismo periodo del 201. Mientras que en las importaciones reflejan una caída del 12.8%.

Finalmente, por el lado de las remesas, se reportan una caída interanual de 8.1%, al mes de mayo. Dicho indicador de suma importancia para la economía hondureña.

Asimismo, la FECAMCO realizó dos encuestas entre los miembros de las cámaras de comercio que conforman la federación en marzo y abril. Con ellas revelan situaciones complejas en el desarrollo de los países. Y, sobre todo en la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (MIPYME).

De acuerdo con la medición de abril, el 92% del total de empresas encuestadas manifestó que sus ventas disminuyeron, lo que las ha llevado a recortar en promedio el 42% de su personal y a suspender el 52%.

En ese sentido, resaltaron las tres medidas inmediatas que las empresas exigen para generar liquidez y hacer frente a los compromisos, que son: