Las cinco pistas que ahora persigue el MP sobre «hospital» de Villanueva

422
Hospital

CORTÉS, HONDURAS. Esta mañana, la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), secuestró documentos a la Comisión Permanente de Contingencias (COPECO) que contienen información clave sobre la cuestionada adquisición del «Hospital Móvil» en Villanueva, Cortés.

Son varias las denuncias que el Ministerio Público (MP) está investigando acerca de dicha «carpa», desde su precio sobre-valorado, abandono de la misma y cuánto tiempo tardó en iniciar operaciones y por qué.

Lea también: Tras la pista de hospital de Villanueva, MP secuestra documentos en COPECO

A continuación, conozca detrás de cuáles indicios está trabajando el MP:

1. Costo

El «Hospital» costó alrededor de L5.5 millones, o al menos esa es la valoración que COPECO informó a la opinión pública. Un precio excesivo, según cuestionaron algunos políticos, economistas y empresarios nacionales.

2. Abandono

Luego de que el Hospital fue instalado en un terreno prestado por la Iglesia Reformada de Villanueva a inicios de abril, COPECO no hizo más que meter algunas camillas, y ya. Dejó la «carpa» sin servicios de energía eléctrica y agua potable.

Vale más que en aquél entonces, Gabriel Rubí, ahora exministro de COPECO, dijo que el hospital estaba «(…) equipado de una planta eléctrica, y puede usarse allí también ventiladores superficiales de los que hemos traído para ponerlo a disposición de la gente».

3. «Clavo» para la ciudad

Ante el abandono de COPECO, la municipalidad de Villanueva fue quien debió cargar con la responsabilidad de hacer que dicho hospital funcionara. Según comentó el alcalde Walter Perdono, la instalación de servicios básicos se logró gracias a donaciones, préstamo de equipo y uso de fondos municipales.

4. Más de un mes para ser habilitado

Las dificultades que tuvo la Alcaldía para echar a andar el hospital luego de que COPECO lo abandora, provocaron que este comenzara a funcionar tarde: más de un mes después desde que se colocó en Villanueva.

5. No sirve para internar pacientes

Por último, llamó la atención saber que, actualmente, en esa «carpa» solo evalúan, estabilizan y dan tratamiento a pacientes con Covid-19 o sospechosos. Tal como funcionaría un triaje.

«No internamos a apacientes acá, sólo es para estabilizarlos y tomar muestras para PCR. También pasan por la evaluación de los médicos, se les da su tratamiento, se mandan a su casa y se están monitoreando vía móvil«, fueron las palabras de uno de los médicos que trabaja en dicho hospital.

Y si llega un paciente muy grave, es remitido al Hospital Mario Catarino Rivas o Leonardo Martínez Valenzuela, ambos de San Pedro Sula.

¿Llegará el MP al fondo de todo esto?

Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información sobre el COVID-19 en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: bit.ly/whatsapptiempo