Honduras: en las frías aulas de una escuela, siete familias damnificadas recibirán el 2021

266
En escuela familias recibirán 2021
Piden ayuda al Gobierno, que les construya una casa.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. En medio de la tristeza, desesperación y frío, siete familias que viven de manera temporal en el albergue de la colonia Canaán, una escuela pública de la capital, recibirán el año 2021.

Los damnificados en mención claman por ayuda, pues luego de una falla geológica ubicada en debajo de sus viviendas, en la colonia el Reparto por Arriba, tuvieron que abandonar el sector. Luego del paso de los fenómenos tropicales Eta e Iota, autoridades municipales y de la Comisión Permanente de Contingencias (COPECO) establecieron que es una zona NO HABITABLE y hay amenazas de derrumbe.

Los capitalinos lloran día y noche, pues ya se cansaron de estar confinados en los fríos salones del centro educativo. Les duele todavía más tener que recibir el Año Nuevo bajo esas circunstancias.

Lea también: Sin árbol, sin pólvora y sin familia: el Covid-19 robó la Navidad a una hondureña en Perú

Esperanza de regresar al calor de su hogar

Los afectados, al ser de escasos recursos económicos, aseguran que su única esperanza de volver a un hogar es que la pareja presidencial colaboren con la construcción de una casa, por medio del programa «Vida Mejor».

A estas siete familias les tocó pasar una atípica y dolorosa Navidad, marcada por las lágrimas, angustia y tristeza. Aún desconocen en qué momento les dirán que deben desalojar la escuela y buscar otro lugar donde vivir, pero algo que sí tienen seguro es que recibirán el 2021 en el mismo lugar.

“Ya solo quedamos siete familias, que fuimos las que perdimos todo y no tenemos a dónde regresar. Nuestro terreno quedó inservible. Llegó COPECO y el CODEM (Comité de Emergencia Municipal), y dijeron que ya no es habitable. No podemos regresar a las casas», agregó la capitalina.

Número de personas afectadas que habitan en el albergue

Una madre afectada comentó que entre las familias afectadas hay unos 13 niños, incluyendo dos bebés y siete menores de 10 años, también tres adolescentes y una abuelita, a quien cuidan mucho para que no se vaya a contagiar de COVID-19.

Además, aseguró que se encuentran prácticamente abandonados. «No nos resuelven nada. Estamos a la intemperie, porque no vemos la luz en ningún lado, no sabemos para dónde vamos a agarrar con nuestros niños, le pedimos ayuda al gobierno de la República”, dijo.


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información sobre COVID-19 en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace https://bit.ly/tiempodigitalhn.