Empresario: Feriado Morazánico debe suspenderse solo si caen muertos como en Ecuador

823
Empresario Feriado Morazánico
El Feriado Morazánico está previsto para gozarse del 4 al 7 de noviembre.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Gilberto Reyes, empresario del turismo dijo que el Feriado Morazánico programado para la primera semana de octubre no debe ser cancelado.

Reyes sostuvo que en Honduras aún no hay pruebas de que haya un rebrote del COVID-19. Por consiguiente, no existe problema alguno para que se haga efectivo el goce de este periodo vacacional en el país.

Cabe señalar que el gobierno de la república publicó en el diario Oficial la Gaceta el cambio de fechas del feriado. Esta modificación especial se realizó en el marco de la pandemia del COVID-19.

Declaraciones de Gilberto Reyes

El empresario del sector turismo, manifestó que “no veo que aquí se tenga que suspender oficialmente el feriado, a menos que haya mortandad en la calle como lo hubo en Guayaquil en su momento”.

En esto, se puede destacar que Guayaquil, Ecuador vivió uno de los peores escenarios a inicios de la pandemia. Pero con la ardua labor de las autoridades y la obediencia de los ciudadanos, lograron enfrentar la crisis sanitaria.

Gilberto Reyes, también agregó que el feriado correspondiente a la Semana Morazánica, tiene que llevarse a cabo, en vista que el decreto ya está establecido y publicado.

Lea además: Turismo: Ocupación hotelera es de un 80% para la Semana Morazánica

Negatividad ante el asueto

El empresario, añadió que los temores invaden a los seres humano y es por eso que existe bastante negatividad en hacer efectivo el Feriado Morazánico. Pero, que ya existe el decreto y está publicado en la Gaceta y por consiguiente debe realizarse.

Ya que todos los hoteles, destinos turísticos y agencias de viajes han hecho planes y están integrando al personal para empezar a mover el rubro del turismo a nivel nacional.

Reyes terminó mencionando que como sector de la economía, están tratando de vender el turismo nacional, pero la población aún tiene muchos temores.

“Estamos tratando de vender el turismo nacional, pero hay muchos temores; uno es el miedo, dos si alguien tiene dinero lo está cuidando, tres si alguien lo está cuidando tiene prioridades como salud y comida, y cuatro, si no hay empleo, no hay ingresos para poder irse de vacaciones”, concluyó.