El diseñador Frank Stephenson, encargado de crear la F430 y la FXX, eligió cuáles son, para él, los tres autos más lindos en la historia de Ferrari: 365 GT4 BB, 250 GT Lusso y Dino 246 GT. A través de su canal de Youtube, explicó por qué estos tres están en el podio.

1. Ferrari 365 GT4 BB

365 GT4 BB. Foto: Ferrari.

Al tratarse de uno de los primeros modelos de motor central de Ferrari, supuso un cambio para la automotriz radicada en Módena. Respondiendo a la jugada apuesta que lanzó Lamborghini con el Miura, incorporó un doce cilindros bóxer (seis vs. seis, en posición enfrentada) que le arrojó un centro de gravedad muy bajo y una gran distribución del peso. Rendía 360 caballos de potencia y aceleraba hasta los 300 km/h.

Stephenson explica que también introdujo muchas de las claves que hicieron que el diseño de finales de los 60 y principios de los 70 fuera tan adorable. La amplia línea de “los hombros” que se extiende a lo largo del automóvil, los pasos de rueda ensanchados y los faros emergentes lo convierten “en una maravilla”.

2. Ferrari 250 GT Lusso

250 GT Lusso. Foto: Ferrari.

El 250 GT Lusso, cuyo diseño ha influido en innumerables coches, incluido el nuevo Ferrari Roma, fue y sigue siendo un clásico. También fue el primer Ferrari en traer un spoiler de cola de pato a la producción, pero ese no fue el secreto de su éxito. El verdadero secreto, según Stephenson, son sus líneas naturales y fluidas. Cada pieza del automóvil fluye orgánicamente hacia la siguiente, creando un camino para que el ojo lo siga.

El motor de este modelo es un 3.0 litros V12 de 240 caballos de potencia a 7.500 rpm, con una relación de 81 CV/l. Alcanzaba en aquel entonces (se presentó en la década del sesenta) una velocidad máxima de 240 kilómetros por hora.

3. Ferrari Dino 246 GT

Dino 246 GT. Foto: Ferrari.

Stephenson se confesó “enamorado” de las transiciones de la superficie, “que hacen que cada parte del automóvil fluya sin problemas”.

El Dino 246 GT era una evolución del Dino 206 GT, con un motor V6 de mayor cilindrada y una distancia entre ejes ampliada en 60 mm. Aparte de la carrocería más larga, el diseño apenas variaba, si exceptuamos un capot motor de mayor longitud y el reposicionamiento de la tapa del depósito de combustible.

El auto fue un gran éxito comercial, tanto que se produjeron tres series en su ciclo de vida. Cuando cesó su fabricación en 1973-4, la demanda todavía se mantenía alta.


Nota para nuestros lectores:

🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0.