CATRACHA EJEMPLAR| Loany Urbina, una quinceañera de corazón gigante

1642
Loany Urbina
A una edad en la que muchas chicas suspiran y sueñan, esta hija de Olanchito, Yoro, dedica su tiempo al voluntariado, ayudando a personas con discapacidades físicas a rehabilitarse.

Loany Urbina es una joven de 15 años que desde muy pequeña se ha dedicado a hacer voluntariado para ayudar a las personas que más lo necesitan y sin esperar nada a cambio.

A su edad, cuando la mayoría de las chicas piensan en la primavera y la vanidad, Loany lo que hace es el bien, sin importar a quién.

Su deseo de servir al prójimo no es de ahora. Loany practica la caridad y el amor a los necesitados desde 2016, cuando tenía tan solo 10 años.

Esta adolescente es originaria de Olanchito, Yoro, donde es muy conocido su don de servicio. Ahí pertenece a organizaciones que ayudan a los jóvenes de este país.

Voluntariado

Loany, desde los 11 años, es voluntaria del Centro de Rehabilitación Integral del Valle del Aguan (CRIVA), donde ayuda a las personas con discapacidades físicas a rehabilitarse.

Desde hace 5 años, Loany invierte su tiempo libre en visitar el CRIVA y ayudar en lo necesario. Además, forma parte de las diferentes actividades para recaudar fondos y ayudar a todas las personas que se benefician de este centro.

Según la joven, lo que la motivó a ser parte de esta organización a tan corta edad fue “ver la necesidad que tenía el centro de personas voluntarias, para poder ayudar dentro de él con los pacientes”.

Para Loany, la mayor satisfacción de hacer este voluntariado es “ver el cambio en los pacientes y cómo en poco tiempo se recuperan”.

Le puede interesar también: CATRACHOS EJEMPLARES| Mascotas en Adopción Honduras, corazones que salvan a animales en la calle 

“Las niñas a la escuela por un futuro mejor”

Loany ha tenido la oportunidad de representar a los jóvenes de este país en diferentes eventos y conferencias, donde se hablan de temas de interés para que hombres y mujeres jóvenes puedan aspirar a un futuro mejor.

De allí, y con la ayuda de fundaciones, ella junto a otras jovencitas ha creado la organización: “Las niñas a la escuela por un futuro mejor”.

Este proyecto tiene como objetivo que ninguna niña deje de estudiar, ya que en las zonas rurales hay mucha deserción debido a la falta de oportunidades y carencias económicas.

“Nuestro proyecto es poder dar 150 becas en el área rural e igual, llegar a firmar un convenio con la municipalidad. Hace unos días nos reunimos con el alcalde, esperamos su respuesta en los próximos días”, expresó.

Para Loany este proyecto es una de las metas que se ha propuesto, ya que, según ella, su deseo es trabajar y luchar para que aquellas personas que no han tenido oportunidades, las puedan llegar tener.

“Sé que como jóvenes y adolescentes no se piensa mucho en ayudar. Pero, mi corazón es débil al ver personas que no tienen algo y yo sí lo tengo y más si puedo compartirlo”, indicó.

Con solo 15 años, siendo hija de una enfermera y un empresario, quiere formar parte de grandes proyectos que aporten a la sociedad. Según dice, quiere que todos los jóvenes salgan adelante.

Regalos en Navidad y Día del Niño

Para Loany ver la sonrisa de un niño al recibir un regalo es de las mayores satisfacciones. Por lo cual, cada Navidad y cada Día del Niño para ella es de suma importancia recaudar juguetes y poder donarlos a una Casa Hogar.

“Siempre que vamos días antes de Navidad, con un grupo de amigos, es una satisfacción muy linda poder llegar y que nos reciban con una sonrisa. Pasar momentos con ellos es muy lindo y siempre llevamos juguetes suficientes para todos”, relató.

Jovencita emprendedora

Esta jovencita cursa el décimo año de colegio y desde muy pequeña ha trabajado junto a su padre, pero también ha creado su propio emprendimiento, una tienda virtual llamada “Nany Shop”, donde vende productos de bioseguridad y accesorios para los jóvenes.

Reconocida en la comunidad de Olanchito, Loany es fanática del fútbol y sueña con estudiar medicina y convertirse en una ortopeda para poder seguir ayudando a los que lo necesiten.

“Quiero ser doctora y especializarme en ortopedia, ya que en Olanchito solo hay uno. A veces por falta de ellos, las personas tienen que ser trasladadas y fallecen”, expresó.

Loany enfatizó que quiere seguir luchando porque exista una sociedad justa, quiere luchar para que las mujeres en este país tengan más oportunidades, que se valgan por sí mismas y que la violencia y el acoso hacia ellas deje de existir.