Británico se enamoró de hondureña, lo echó y deambulaba en las calles de TGU

4382
Británico se enamoró de hondureña
La historia del británico se dio a conocer a través de un canal de televisión capitalino.

HONDURAS. Un británico llegó al país por el amor de una hondureña, sin embargo, la mujer lo echó, desde ese tiempo el deambulaba en las calles de Tegucigalpa.

Jason Sean Moroney, de 33 años de edad, de origen maltés, estudió economía, conoció a una hondureña en Barcelona, España. Al enamorarse, decidió viajar a Honduras en el año de 2015.

Lea también- Explosión en el centro de Madrid: un sacerdote, la cuarta víctima mortal

Pero no todo fue color de rosas, porque después de un tiempo, la relación con la mujer no funcionó, todo se vino abajo, así que la hondureña decidió «echarlo» de su casa, y desde entonces vagaba por las calles de la capital hondureña.

Lo triste fue que el británico, estuvo cinco años deambulando solo y al no saber español, su situación se hizo aún más complicada. No obstante, la Policía Nacional a través de la Policía Internacional (INTERPOL) de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) lograron localizarlo.

británico se enamoró de hondureña
Con ayuda de autoridades nacionales e internacionales el hombre, retornará a su país.

Jason, reaccionó con mucha sorpresa y alegría al notar que se podía comunicar con los funcionarios y que ellos estaban dispuestos a ayudarle. Los agentes de INTERPOL lo llevaron a que se bañara, le compraron ropa y comida.

La INTERPOL de Honduras, después de coordinar su búsqueda y recuperación con el consulado Británico con sede en Guatemala, hará la entrega de Jason Moroney a un representante de la organización Salvation Army, quienes realizarán su traslado a Europa.

La historia del británico se dio a conocer a través de un canal de televisión capitalino. Luego, el reportaje fue compartido por medios europeos  y tras las diligencias con representantes de su país, el hombre logrará retornar a casa.

Aún con los malos momentos vividos, el maltés expresó que los buenos recuerdos se quedarían con él. Además, manifestó que le gustaba mucho la comida y el clima de Honduras, sobre todo, admiraba ver los atardeceres.

Jason tiene un tío en Londres, Inglaterra que lo estaría recibiendo primeramente, quien además es una de las personas que más desea verlo.


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0