Tres mascarillas caseras para eliminar los puntos negros del rostro

186
Aplicar una de estas tres opciones de mascarillas ayudan a combatir los puntos negros en el rostro.

DE MUJERES. Los puntos negros son acumulaciones de grasa y suciedad en los poros abiertos, que lejos de ser antiestético, es incómodo.

Además, para muchas mujeres se puede convertir en un problema serio como acné o un hongo en la piel.

Para impedir que esta situación se complique, lo mejor es desintoxicar el rostro con una buena limpieza diaria y, una vez a la semana, usar mascarillas caseras para eliminar esos puntos negros.

LE PUEDE INTERESAR: Cuatro cortes de cabello bob para rejuvenecer el rostro 

Las tres mejores opciones

1. Mascarilla de clara de huevo

Si queremos descongestionar y eliminar las bacterias de la piel, no hay nada mejor que utilizar las propiedades antimicrobianas del aceite de coco y las cualidades tonificantes del huevo.

El procedimiento es muy sencillo. Solo hay que batir una clara de huevo (a mano) por 5 minutos e incorporar una cucharada de aceite de coco derretido.

Luego, la aplicas por unos 15-20 minutos sobre el rostro para eliminar los puntos negros, esperas que la mascarilla se seque y la retiras de manera peel-off.

La clara del huevo genera grandes beneficios al rostro.

2. Mascarilla de gelatina

Esta también es una buena opción para aplicar en el rostro y combatir los tediosos puntos negros.

Los ingredientes son: cucharada de gelatina sin sabor, mejor conocida como grenetina, tres cucharadas de leche sin sabor y una cápsula de carbón activado.

Su preparación se realiza fácilmente colocando la grenetina en un recipiente y mezclarlo con la leche, después se debe calentar en por 20 minutos y agregar el carbón activado.

Por último, se deja reposar durante 15 minutos y estará lista la pasta negra para aplicar en las zonas donde están los puntos negros.

Esta mascarilla negra es la que venden los distribuidores de productos de «skin-care», pero fácilmente se puede hacer en casa.

3. Mascarilla de avena

Esta es una de las más recomendadas ya que la avena tiene acción calmante que logra combatir la irritación o picazón en la piel.

Esta mascarilla es ideal para exfoliar y aplicar a las mujeres que tienen la piel sensible o reseca.

¿Cómo lo hago?

En primer lugar, se licúa un cuarto de taza de avena para conseguir un polvo fino y partículas del zumo de medio limón.

Lleva al rostro por medio de masajes suaves en las secciones con poros sucios y, al cabo de 15 minutos, enjuaga con agua tibia.

Si eliges esta opción, lo ideal es no exponerse al sol ya que podría causar irritación ya que el limón es fuerte y puede provocar problemas en la piel.

Luego de aplicar la mascarilla de avena, la piel queda suave y tersa.

🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: http://bit.ly/2LotFF0